La avenida Presidente Masaryk en Polanco es una de las arterias viales más caras en mundo debido a las marcas de lujo que ocupan sus locales, sin embargo tras la pandemia de coronavirus en la Ciudad de México, el corredor luce con pocos transeúntes y negocios vacíos.

Desde su intersección con Mariano Escobedo, en dicha avenida se pueden apreciar los grandes letreros de “se vende” o “se renta local”, con papeles para cubrir el fondo de aquellos comercios vacíos, donde ahora sólo se aprecia la sombra de los estantes y muebles que ocupaban un lugar hace unos meses.

Trabajadores permanecen a la entrada de algunos negocios vacíos un termómetro en la mano listo para disparar, pero sus pasos desesperados de un punto a otro, su gesto tras el cubrebocas y una tienda vacía suponen la baja afluencia de clientela en el día.

Lee también: El aforo en restaurantes ya se acerca al tope en CDMX, pero no sale para el gasto

“Así está desde abril, desde que empezó la pandemia, y no se ha recuperado”, afirmó Martín, un vendedor de periódicos, revistas y dulces, a este portal de noticias.

Sentados frente a una silla, los boleros ofrecen grasa a los pocos transeúntes que rozan su sitio de trabajo, puesto que la ausencia de oficinistas ha provocado que sus ingresos caigan.

Locales en venta sobre avenida Masaryk en Polanco. / Foto: Arturo Ordaz.

Carmen lustra zapatos sobre esta típica avenida, relató que sus servicios han caído un 50% debido a la falta de empleados en las oficinas; además rememora los locales comerciales que están frente a su lugar de trabajo, que hoy están cerrados.

“Ahí había un negocio de loza, mármol y artículos para baños. Ahí vendían vestidos de novia, pero ya tiene unos meses que cerraron”, señaló con su dedo la lustradora, mientras descansa a la sombra de una silla para bolear zapatos.

Susana, quien vende fruta y licuados en la zona, recordó que entre los locales que bajaron sus cortinas fue el restaurante Sagardi, así como una agencia de automóviles de lujo.

“Así como está ahorita (la calle), está toda la semana. Los miércoles y jueves es cuando hay más gente, pero los fines de semana está muerto”, detalló la vendedora ambulante a este sitio web.

Te puede interesar: Vips quiere que clientes hagan home office en sus restaurantes

Aunque las autoridades capitalinas permitieron la apertura de restaurantes con un aforo máximo del 40%, los lugares de comida en el área mantiene sillas vacías, mesas con servicios montados y meseros a la expectativa de algún comensal.

Local vacío donde estaba el restaurante Sagardi sobre avenida Masaryk en Polanco. / Foto: Arturo Ordaz.

Jorge, quien decidió no revelar el nombre de negocio, mantiene un restaurante sobre avenida Masaryk desde hace seis años, pero tras la emergencia sanitaria la situación se agravó para él y sus vecinos comerciales.

En entrevista para Forbes México detalló que cerró operaciones en su totalidad cuando inició la pandemia, y comenzó a operar de nuevo desde hace 2 meses.

Enfatizó que para hacerle frente al bache económico tuvo que reducir costos, negociar con proveedores y los dueños de los inmuebles, conseguir créditos y posponer pagos.

“Todavía seguimos pasando aceite con esto de la pandemia, apenas se van recuperando los mercados restauranteros”, agregó.

Locales en venta sobre avenida Masaryk en Polanco. / Foto: Arturo Ordaz.

Comentó que por el momento está vendiendo el 40% en comparación con el inicio de la emergencia sanitaria, pero se mantiene esperanzado de que poco a poco se mejore la situación hasta llegar a número negros.

Compartió que la renta de un local en esa zona está entre 30 y 50 dólares el metro cuadrado, además que la superficie en promedio de los sitios comerciales es de 400 a 500 metros cuadrados.

En ese sentido, un negocio de 400 metros cuadrados con un precio de 40 dólares el metro cuadrado, su renta mensual sería de 16,000 dólares, es decir, más de 341,000 pesos.

Sigue toda la información sobre negocios

Jorge aceptó que todavía hay mucha resistencia de los comensales a acudir a estos servicios, aunque cuentan con las medidas sanitarias, por lo que confía en que llegue un mejor panorama cuando esté lista la vacuna contra el coronavirus.

Leonardo González Tejeda, analista real estate en Propiedades.com, explicó a este sitio web que avenida Masaryk es un corredor de súper lujo que se debe analizar de manera diferente en comparación con otras áreas de Polanco.

Restaurantes vacíos sobre avenida Masaryk en Polanco. / Foto: Arturo Ordaz.

Recordó que esta vialidad está contemplada en el lugar 37 entre las avenidas más caras del mundo, según el ranking de Cushman & Wakefield, donde también están contempladas la Quinta avenida en New York, New Bond en Londres y Causeway Bay en Hong Kong.

Detalló que el objetivo de este corredor es el posicionamiento de una marca a nivel global, por lo que la venta de productos está en segundo plano.

“Lo más importante es estar ubicado en esta calle para un posicionamiento en un perfil premium y expuestos a población flotante o visitas internacionales”, agregó.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Descartó que la poca afluencia de clientes o los cierres comerciales tengan un impacto en el valor inmobiliario o modifiquen precios al respecto, puesto que para ello se toman en cuenta otros aspectos, como las condiciones de arrendamiento.

“El local está acotado a un precio de mercado, es un precio que se mueve de manera plana, es un precio cotizado en dólares y su valoración está vinculada a las calles y avenidas de referencia.

Su precio es plano y podría tener variaciones cualitativas como en el tipo de cotización o el plazo del contrato”, aclaró.

 

Siguientes artículos

Lala quesos
Lala responde a prohibición del gobierno para vender quesos
Por

La empresa aseguró que todos sus alimentos cumplen cabalmente con las normas mexicanas que lo regulan