El control de aforo en las instalaciones de los gimnasios, reducir la capacidad de las clases presenciales a la mitad, aplicar la “sana distancia” entre cada máquina de ejercicio, usar cubrebocas obligatorio en el gimnasio y complementar los entrenamientos con clases en línea será el “nuevo normal” para las cadenas de gimnasios como Sports World, SmartFit y la Acuática Nelson Vargas.

“Nosotros ya estamos trabajando en este nuevo normal. Sabemos que vamos a volver a operar con medidas de seguridad muy fuertes, lo que no sabemos es si las vamos a tener que quitar o se van a tener que quedar con nosotros. Por eso la actividad física en gimnasios se va a complementar con actividad fuera de los gimnasios, en casa o en las calles”, dijo en entrevista Oriol Cortés, Director de Marketing de Smart Fit.

Cortés explicó que están analizando opciones en línea, de pago y otras gratuitas, para combinar los entrenamientos en casa con las físicas. .

Lee: Mantén tu rutina de ejercicio con las clases en línea de estos gimnasios

La cadena, que cuenta con 164 unidades en México y medio millón de usuario, cerró el 18 de marzo todas sus sucursales debido a la contingencia sanitaria anunciada por el Gobierno para evitar el contagio de coronavirus. Debido a que sus ingresos se reportaran en ceros, la compañía está realizando diversas acciones para mantener el pago a sus empleados.

“Lo que hicimos es que apenas arrancamos el jueves pasado una campaña en donde estamos dando a nuestros usuarios la opción de poderse descongelar pagando una simbólica cantidad de 189 pesos y a cambio van a recibir una serie de beneficios cuando vuelvan a abrir y esa cantidad que están pagando ahora les va a ser devuelta integra una vez que estemos abiertos”, dijo Cortés en entrevista

Las cadenas de gimnasios suman dos retos más, además del sedentarismo, las personas que han decidido montar un gimnasio en casa y el tema económico y la pérdida de empleo, que repercutirá en los pagos de anualidades.

Hoy en día hay 12,00 gimnasios de barrios y hay más de 700,000 personas que trabajan directa o indirectamente con el fitness en México por lo que Cortés considera como una industria prioritaria que se tiene que atender porque involucra a la salud. Sin embargo, la crisis económica que dejará el coronavirus podrá repercutir en esos planes.

“En México creo que después de la crisis humanitaria puede pegar mucho la crisis económica, entonces aunque podamos abrir de una forma normal, a lo mejor los usuarios no podrán tener el capital para poder acceder al gimnasio”

Sports World quiere recuperarse con clases en vivo

Sports World reportó pérdidas en el primer trimestre del año de 2.9%, a 475 mdp, durante el primer trimestre del año.

“Derivado de la emergencia sanitaria, el 20 de marzo realizamos la suspensión total de actividades en nuestros clubes. Ello afectó de manera notoria el performance del mes en lo referente al cierre comercial en temas de venta de membresías y reactivación de clientes, variables para las cuales, como es habitual en el ciclo del negocio, las últimas semanas del mes son las más activas”, señala el reporte financiero de la compañía.

El daño llegó a otros ingresos del negocio con un impacto importante por la cancelación de Sprint Camp orientado a niñas y niños, así como la suspensión de la venta de programas deportivos y entrenamientos personalizados que también representa el mismo comportamiento cíclico en el mes.

Lee también: Sports World, Smart Fit y más gimnasios suspenden actividades por coronavirus

La compañía cerró el trimestre con 85,978 clientes activos, un incremento del 1.7%, comparado con el mismo periodo de 2019, y con 63 clubes en operación, 61 Sports World y 2 Load, así como uno en construcción y preventa en la plaza Gran Terraza Coapa, al sur de la Ciudad de México.

“Estamos tratando de monetizar pronto, aun no sabemos cuando pero es cuestión de semanas para que lanzar  clases en vivo, no las grabadas porque siguen siendo gratis, la vamos a empezar a cobrar con un cargo bastante a menor a lo que estamos cobrando de manera física, todavía no establecemos el precio como tal, pero no va a llegar ni a la mitad y con esto buscamos obtener un ingreso para que su cubra de menos una parte de la nómina que es una parte que tenemos que proteger hoy por hoy”, señaló Fernando Guzmán, director comercial Sports World en entrevista.

La compañía también está pensando en ofrecer una mezcla de planes físicos y virtuales a sus clientes ya que suponen que habrá gente que quiera regresar al gimnasio y otra que prefiera hacerlo desde casa.

“Cuando la gente regrese lo que si va a suceder es que va a ser mas cauto en los gastos seguramente, vas a ser más receptivo al tema virtual, no va a querer adelantar una anualidad por un precio, sino que va a ir midiendo mes a mes y lo tenemos contemplado. Definitivamente va haber ciertas ventajas de comprar durante la contingencia o inmediatamente después de la contingencia”, agrega Guzmán.

Lo que sí, es que verán un cambio importante en la convivencia física pues van a tener que seguir tomando ciertas medidas de higiene como la “sana distancia”, así como el uso de cubrebocas obligatorio.

“Estimamos que vamos a tener que controlar bien los aforos, las visitas se van a tener que controlar más que antes y no vamos a permitir congregaciones, las clases grupales las vamos a tener a la mitad de la capacidad para que haya suficiente espacio entre la gente, lo mismo en las áreas comunes de cardiovascular y peso, si tienes 10 caminadoras pegadas se va a trabajar en una si y otra no, los protocolos de limpieza se van a acelerar antes, durante y después de la utilización de los equipos con uso obligatorio de cubrebocas, lo bueno es que ya tenemos unidades con acceso vía reconocimiento facial”, puntualizó Guzmán.

Acuática Nelson Vargas entrena a competidores en casa

Por su parte, el empresario Nelson Vargas aseguró que están trabajando de manera intensiva con sus usuarios en las clases en línea con actividades dirigidas y entrenamientos.

“En lo que respecta a mi empresa y entrenamientos de natación para los muchachos que están en los equipos, se les manda trabajo en casa con pelotas medicinales, ligas, estamos muy al pendientes del trabajo pero muchos están preocupados por no perder la forma porque muchos son competidores, así que implementamos videos, clases en línea, clases con instructores por videos por skype o por zoom”, señaló Vargas en entrevistas.

La Acuática Nelson Vargas tiene más de 40 años en el país y actualmente cuenta con 18 sucursales a lo largo del país, configuradas bajo dos modelos deportivos: acuáticas cuya principal actividad es la enseñanza de la natación, y  familyfitnes, un modelo deportivo integral que conjunta gimnasio, clases grupales y escuelas deportivas.

Vargas recién se incorporó a la Asociación Mexicana de Gimnasios y Clubes  como vocero  y buscan reducir las cifras de obesidad en México, sobre todo para enfrentar crisis sanitarias como el coronavirus.

Nos preocupa mucho las cifras de obesidad en México, es una realidad que la gente más propenso a contraer el virus son los que tienen obesidad.  Cerca de 96 millones personas, de los 120 millones de mexicanos, tienen sobrepeso y ocurren 300,000 muertes al año, el costo económico que paga el gobierno es cerca  del 5% del PIB es una gran oportunidad para nosotros como agrupación e industria en promover la salud para que la gente entienda que entre más ejercicio y más trabajo físico haga será mas difícil adquirir la enfermedad” dijo Vargas en entrevista.

La Asociación busca que el gobierno los considere dentro de la legislación en temas de salud por lo que busca una alianza con el gobierno para promover la salud.

Los clubes y gimnasios de la recién conformada Asociación Mexicana de Gimnasios y Clubes AC— Sports World, Smart Fit, Sport City, Anytime Fitness, etc.— genera más de 10,000 empleos, con más de 800 unidades y hasta la fecha ha perdido más de 400 millones de pesos al mes, señala Nelson Vargas, empresario y exdirector de la Conade.

 

Siguientes artículos

Michoacán-santuario-mariposa-monarca
Incendio termina con 100 hectáreas de Biosfera de la Mariposa Monarca
Por

Tras cinco días de permanente combate, 300 brigadistas lograron apagar el fuego.