Las cadenas de cafeterías como Starbucks, Café Punta del Cielo y Nescafé, prevén que la industria pueda recuperar su ritmo de crecimiento, que perdieron por el cierre de unidades por el Covid-19, a finales de este año. El regreso a la “nueva normalidad” las orilla a enfocarse en sus canales de e-commerce, cambiar sus planes de expansión y establecer medidas de higiene que hagan sentir seguro a sus clientes.  

“Aún es pronto para anticipar el impacto en el negocio, lo que sí es un hecho es que la experiencia de compra y venta no será igual, se ajustará todo lo necesario para proteger el bienestar de colaboradores y clientes”, dijo vía correo electrónico Starbucks a Forbes México.

Alsea, que opera la cadena de cafeterías de la ‘Sirena Verde’ desde 2002 en México, tuvo que cerrar algunas de las 751 cafeterías que tiene en el país a finales de marzo debido a la entrada de la fase 2 de la contingencia. El grupo, que opera Domino’s Pizza y Buger King, reportó una caída en sus ventas netas del primer trimestre en 11.5%, a 12,085 millones de pesos.

Debido a las restricciones la compañía adaptó la experiencia de las tiendas para limitar los asientos y mejorar el distanciamiento social, habilitaron alternativas de compra en el servicio delivery a través de Uber Eats y Rappi, y en algunas tiendas han mantenido la opción de drive trhu para que puedan pedir su bebida para llevar.

“A lo largo de este proceso, Alsea permanecerá muy de cerca con sus franquiciadores, principalmente Starbucks, Domino’s Pizza y Burger King. Creemos que mientras el mundo sale adelante de esta crisis, los consumidores gravitarán hacia las marcas más reconocidas y los franquiciadores se apoyarán más en los operadores más fuertes”, señaló la compañía en su reporte trimestral.

Pero el confinamiento provocado por el Covid-19, aunado a la crisis económica y el aumento en el desempleo en México ha provocado que los consumidores aumenten su consumo de café en casa. Según la consultora Nielsen, la compra de café tostado y molino creció un 33% en la semana del 26 de abril al 7 de mayo en México.

Lee: La cuarentena ‘despierta’ el consumo de café soluble en México

“Si bien el café fresco ganaba en presencia para el consumidor mexicano, ahora la tendencia está enfocada en que las preferencias pasaran de café premium a café instantáneo y económico”, señaló por su parte Catherine Krol, analista en Euromonitor International vía correo electrónico.

En los últimos 10 años, el negocio de las tiendas especializadas en té y café creció a una tasa anual de 10%, con un valor estimado de 13,853 millones de pesos en el país, de acuerdo con Euromonitor. Sin embargo, la llegada del Covid-19 provocará que la industria de las cafeterías especializadas se recupere lentamente a lo largo del año.

“Starbucks sí va a sufrir en cuanto comience la nueva normalidad, la gente está deprimida en sus ingresos y no va a poder estar adquiriendo productos de consumo básico de lujo, un café en otros establecimientos te cuesta hasta una cuarta parte menos de lo que cuesta un café de Starbucks. Pero como es parte de Alsea comenzará a sobrellevar el flujo de efectivo y deuda que se genere de las rentas de los locales con el ingreso de otro tipo de negocios”, agrega Julián Fernández, analista de Bursamétrica.

Café Punta del Cielo aún planea abrir más tiendas

Para Pablo González Cid, fundador de Café Punta del Cielo en 2004, lo que más le preocupa del regreso a la nueva normalidad es que el home office siga permaneciendo en algunas empresas, sobre todo en las zonas en donde más afluencia tienen, como en Polanco, porque va a existir una caída en su tráfico. 

“Tenemos varias aperturas en puerta pero hay que hacer un profundo análisis de cada una para renegociar rentas y condiciones con miras de abrir. El problema es que si antes había una población de 100 personas ahora serán de 70, no creemos que se vayan a normalizar las transacciones de inmediato, creo que la parte en la que todos tenemos que estar de acuerdo es en la situación atípica y por lo menos por un determinado tiempo tiene que haber otras condiciones en rentas”, dijo en entrevista telefónica González Cid, CEO de la compañía mexicana.

Al día de hoy la cadena cuenta con 150 cafeterías y piensan cerrar con 160 para finales de año a pesar de que su crecimiento se cayó en un 95% en estos dos meses. Las pocas tiendas que dejaron abiertas vendían entre un 7 u 8%, explica el directivo.

En general, las ventas de las cafeterías en el país han caído en un 80%.  Creemos que de aquí al final de año esa caída va a ir disminuyendo y va a ir aumentando poco a poco la normalidad hacia finales de año”, agregó Cid.

El dueño de la segunda cadena de cafeterías más importante en el país, después de Starbucks, explica que la gente va a ser cautelosa al momento de salir y de adquirir productos debido a la pandemia pero lo mejor sería encontrar una vacuna para estabilizar toda la actividad.

“La gente va a ir retomando su actividad con cierta cautela pero eso es lo que hace va a  regresar a la cotidianidad pero será muy lento. Lo que hemos observado es que la recuperación será de una curva en forma de U lo que quiere decir que se va a permanecer con ese letargo de crecimiento y luego vas a crecer. Entonces habrá un repunte hacia 2021 el segundo trimestre será perdido, el tercero se va levantar y el cuarto trimestre será mejor”, señala Marisol Huerta, analista de Ve Por Más.

Café Punta del Cielo se ha mantenido a flote durante estos meses a través de su plataforma en línea, en dónde registraron un incremento del 40% por la venta de su café molido, y a través de su venta por Uber Eats y Cornershop que también han tenido un desempeño positivo.

“La verdad es que tenemos fe, estamos trabajando ahorita, la crisis ya está y lo que tratamos de hacer es reactivarnos después de la crisis y como nos vamos a reactivar, parte de esto es tenemos que reactivarnos como veníamos, reactivar las tiendas que ya estaban en operación y seguir adelante con los proyectos”, puntualizó.

Nescafé cambiará ubicaciones a centrales de autobuses

Sin embargo, no todas las cadenas de cafeterías tienen la misma fuerza que Starbucks o Café Punta del Cielo, este es el caso de pequeñas cadenas o incluso grandes que apenas estaban incursionando en el mercado como Nescafé cuya estrategia de expansión ha tenido un cambio. 

La compañía suiza Nestlé, que ahora cuenta con 8 cafeterías, dijo a finales de diciembre que buscaría abrir 20 unidades de sus cafeterías Nescafé para 2020 como parte de la  estrategia de expansión que tiene con la operadora mexicana Corporación Mexicana de Restaurantes (CMR), para llegar a tener 150 cafeterías en los próximos seis años.

“En ese sentido vamos a explorar modelos distintos, claramente (elha retado nuestra expansión inmediata, vamos a ver como evoluciona esto y replantearemos algunos planes que teníamos pero la misión es seguir conquistando opciones fuera del hogar. Probablemente algunas de nuestras ubicaciones las vamos a cerrar muy pronto y estamos trabajando en un plan de entrada a medios de transporte importante”, dijo Fernando Cesar, Business Executive Officer de Café Bebidas en Nestlé México.

El directivo dijo que tienen una cafetería, operada por un tercero, en la Central de Autobuse Poniennte, además de Universidades y otras ubicaciones, por lo que tendrán que esperar a ver como evoluciona la crisis para  ajusta estos planes de expansión.

“Veremos que canales son los que tienen más crecimiento y más relevancia y probablemente ahí iremos enfocando pero siempre pensando que la presencia de la marca fuera del lugar es una prioridad para nosotros y lo vamos a hacer no solo para la parte de cafeterías, sino también con muchos otros puntos de consumo que tenemos”, puntualizó el directivo.

 

Siguientes artículos

Construccion Trabajadores durante la contingencia
¿Cómo llegan las industrias en el arranque a la ‘nueva normalidad’ poscoronavirus?
Por

Este lunes comienza la reactivación de industrias con base en el semáforo federal que marcará el tránsito a la nueva nor...