La división de smartphones de la firma finlandesa podría volver a la vida en 2016 y podría enfocarse en Asia, según reportes de Re/Code.

 

Por Parmy Olson

PUBLICIDAD

 

La faceta de Nokia como fabricante de teléfonos puede volver de las a la vida el año entrante.

De acuerdo con un informe de Re/Code que cita a dos fuentes anónimas, la compañía finlandesa está explorando una vuelta al negocio de la fabricación de teléfonos móviles en 2016, aunque no en la misma línea que cuando era el mayor productor de teléfonos móviles del mundo.

Después de que Nokia vendió su negocio de teléfonos móviles a Microsoft el año pasado por 7,000 millones de dólares, su negocio de licencias Nokia Technologies fue uno de los tres que conservó.

Las otras dos unidades fueron su negocio de cartografía y localización, HERE, y su negocio de equipos de red, que acaba de comprar a la francesa Alcatel-Lucent por 16,600 mdd.

El renaciente negocio móvil no se enfocaría estrictamente en la fabricación, sino que en gran medida implicará la concesión de licencias de marca y diseños de Nokia a un proveedor como Foxconn con sede en Taiwan.

Foxconn fabricó el primer dispositivo móvil de Nokia desde que vendió su negocio de teléfonos móviles a Microsoft, la N1 con Android, que lanzó en noviembre del año pasado.

La tableta incorporó el toque único de Nokia a través del Z Launcher de Nokia Technologies, una interfaz para Android que utiliza gestos para la navegación y permite a los usuarios buscar una aplicación mediante el trazado de la primera letra del nombre de ésta en la pantalla del dispositivo.

Esa idea de trazo es particularmente útil para los usuarios chinos, que pueden tardar más tiempo en encontrar una app con un teclado tradicional. Esa característica fue uno de varios indicios de que la N1 fue desarrollada con un público chino y asiático en mente, por lo que será interesante ver si Nokia decide continuar enfocándose en Asia para sus posibles diseños de móviles.

La tableta N1 fue producto del desarrollo del lanzador para Android. “La idea de la tableta se produjo cuando los equipos de Nokia acordaron por unanimidad que el Z Launcher merecía su propio dispositivo, y que un paso natural sería una tableta”, dijo Nokia en su blog dedicado al Z Launcher.

Como señaló ‘Ewan Spence de Forbes a principios de este año, la N1 vendió particularmente bien en Asia, con Nokia utilizando la táctica de venta del jugador local Xiaomi.

Cuando el primer lote de N1s salió a la venta el 7 de enero en China, por ejemplo, 20,000 unidades fueron vendidas en el plazo de cuatro minutos.

Los productos N1 y Z Launcher fueron “sólo el comienzo”, según fuentes citadas por Re/Code.

 

Siguientes artículos

Grecia pide a entidades públicas transferir efectivo a banco central
Por

La medida del gobierno excluye a los fondos de pensión y a algunas firmas estatales.