Ante el anuncio de Lionel Messi de querer salir del FC Barcelona se abrió la interrogante sobre el futuro que le deparará al club catalán sin el delantero argentino.

El activo más importante que tienen los clubes de fútbol son sus jugadores y el hecho de contar con determinados jugadores garantiza cierta presencia mediática.

Esto no sólo ocurre con los medios de comunicación a nivel internacional, sino que también facilita mucho al momento de conseguir distintos acuerdos comerciales, explicó a Forbes México Francisco San José, académico de mercadotecnia deportiva en la Escuela de Ciencias del Deporte de la Universidad Anáhuac.

Lee también: Barcelona responde a Messi y le pide que se retire en el club

“El contar con los mejores jugadores del mundo asume que eres un gran equipo y eso también ayuda mucho, por lo que la ausencia de esas plantillas importantes provoca el efecto opuesto”, señaló San José.

Un ejemplo radica en los montos que se pagan por patrocinios y transmisiones televisivas a un club de fútbol; al tener plantillas menos llamativas, el interés y el rating disminuyen.

“Hay consecuencias directas que inciden sobre la parte del hecho de no tener un jugador del calibre de Messi en tu plantilla”, destacó.

Te invitamos a consultar las ponencias del Foro Forbes Conecta Showtime

La gran disyuntiva de esto es que si Messi no renueva con el Barcelona, muy probablemente juegue el primer semestre del año con el Barcelona porque tiene contrato vigente, a menos de que alguien pague la cláusula de rescisión, destacó el catedrático.

Se trataría de una decisión que no tendría sentido, cuando un club puede obtenerlo gratis al momento en que Messi termine el contrato, además es una opción que se tiene que pensar en un momento como lo es el actual; “es una cantidad importante la que se tiene pagar cuando la pueden ahorrar”, agregó.

No te pierdas: La batalla legal que se avecina si Messi insiste en salir del Barcelona

El académico puso de ejemplo el caso de Neymar, “que es el jugador más caro de la vida”, pues la transferencia del Barcelona al París Saint-Germain estuvo alrededor de 222 millones de euros.

“Nadie ha pagado alrededor de esa cifra por un jugador, de tal manera que si alguien quiere pagar la cantidad de la cláusula de rescisión, estaría pagando tres veces la cantidad que se pago por Neymar”, subrayó.

En el caso Messi habrá también un efecto mediático para el Barcelona, además de las consecuencias económicas que esto significaría para el club, mientras que otros clubes esperarían a llevárselo de forma gratuita en lugar de pagar los 700 millones de euros con las condiciones actuales, consideró San José.

Suscríbete al canal de Forbes México en YouTube

 

Siguientes artículos

Kavak autos unicornio
Kavak se estrena fuera de México con operación en Argentina
Por

La tecnológica para compraventa de autos seminuevos adquirió una plataforma similar en Argentina además de que buscará o...