Después del llamado de auxilio de bares y antros en la Ciudad de México por no operar en 10 meses por la pandemia de Covid-19, han iniciado las mesas de diálogo; sin embargo hay un complicado panorama para este sector en una apertura próxima.

Este viernes por la tarde se instalará la primera mesa de trabajo entre el gobierno local y este sector, confirmó el presidente del Consejo Directivo de la Asociación Mexicana de Bares, Discotecas y Centros Nocturnos (AMBADIC), Helking Aguilar Cárdenas.

En entrevista para Forbes México explicó que no están planteando una reapertura próxima o con una fecha en particular, pero sí un protocolo para volver a las actividades cuando las condiciones de la pandemia sean menos complicadas.

Lee también: Bares y antros de la CDMX piden restauración de programa ‘Reabre’

A pesar de ello, abundó que la propuesta del gremio al que pertenece es que esa reoperación se pueda dar antes del semáforo verde, ya que para esa fecha habría “muerto” gran parte de la industria.

El empresario específico que entre las propuestas que tienen planeadas para la administración local es que se vuelva a instalar el programa “Reabre” pero con condiciones diferentes a los restaurantes: en un horario distinto y no con la venta de comida como base, ya que varios locatarios no tiene el dinero para invertir en nueva infraestructura.

Reapertura restaurantes Semaforo rojo covid 19 17
Con nuevos protocolos de salud reabren restaurantes en semáforo rojo en la Ciudad de México. Foto:© Andrea Gama

También pidió que se incorpore a este sector y sus trabajadores a los programas sociales del gobierno de la ciudad, como los microcréditos y apoyos únicos a empleados.

Aguilar Cárdenas aceptó que tienen en mente proponer facilidades fiscales a la autoridad, pero será algo que discutirán en las mesas de trabajo; además que plantean que estas sean una vez a la semana.

¿Antro al aire libre?

Luego de que se le permitió a los restaurantes recibir a comensales en terrazas y espacios abiertos pese al semáforo rojo, se le cuestionó al presidente de la AMBADIC si tendrían en mente un esquema similar, sin embargo dijo que son muy escasos los establecimientos con esta arquitectura.

En ese sentido, apostó en una apertura parcial con aforo limitado cuando baje el riesgo de contagio y los hospitalizados en la capital, por lo que sugirió un esquema de cupo restringido que se eleve de manera progresiva.

No te pierdas: Por cierre de bares y discotecas se perderán 350,000 empleos en México

Aguilar también aceptó que la industria tendrá que evolucionar con la nueva normalidad, por lo que la nueva apuesta sería tener más establecimientos con aforo más limitados en un largo plazo.

Difícil, una apertura próxima

El secretario de Desarrollo Económico (Sedeco), Fadlala Akabani Hneide, aseguró que el gobierno de la CDMX está dispuesto al diálogo con este sector, pero reconoció que será difícil una apertura próxima por la naturaleza de esta actividad económica: la socialización.

Declaró a este sitio web que la esencia de los antros y bares es la convivencia de personas en un lugar cerrado, donde los asistentes se puedan desenvolver y conocer gente, lo cual es válido pero riesgoso desde una perspectiva sanitaria en este momento.

“¿Cómo puedes desarrollar una actividad de antro al aire libre? Tienen música, videos, las personas bailan un poco, platican, van a conocerse, van a reunirse”, respondió Akabani Hneide cuando se le cuestionó si este tipo de negocios podrían operar en un futuro como los restaurantes: al aire libre.

Aerosoles, el riesgo de contagio

Los aerosoles son pequeñas partículas muy difíciles de observar cuando una persona tose, habla o exhala, las cuales son riesgosas para la propagación del Covid-19 porque permanecen más tiempo en el aire que las gotas convencionales, advirtió Carlos Alberto Pantoja, epidemiólogo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En ese sentido, el médico alertó que las posibilidades de enfermar de coronavirus aumentan cuando se está en un sitio cerrado, poco ventilado y sin cubrebocas, ya que la carga viral aumenta cuando se aspiran los aerosoles, donde “flota” el virus”, y no se tiene mascarilla ni hay una corriente de aire.

Te puede interesar: Clouthier ofrece créditos a restaurantes que van de los 25 mil a 250 mil pesos

“Son un riesgo, un bar, un antro es un riesgo, un restaurante (al aire libre) es menor riesgo”, subrayó el catedrático de la Facultad de Medicina a este portal de noticias.

A pesar de ello, desglosó que hay manera de medir el nivel de riesgo en diferentes ambientes y actividades, lo cual depende en gran medida si se llevan a cabalidad el protocolo de protección sanitaria.

Bajo ese tenor, insistió en que se puede disminuir el riesgo de contagio en un restaurante, pero dependerá que los asistentes respeten las normas sanitarias y haya condiciones para estas.

En el caso de los antros y bares, Pantoja reconoció que son lugares donde se consumen bebidas alcohólicas, no se usa el cubrebocas y hay una convivencia muy cercana, lo cual sería peligroso para la propagación del virus.

“Aun con protocolos de cuidado el riesgo sería muy importante, no lo recomendaría en este momento (la apertura de bares y antros), estamos en un momento de altísima transmisión”, remarcó.

Asimismo, el epidemiológico calculó que para mediados de febrero podría comenzar un descenso de contagios y hospitalizaciones, pero ello se podría ver afectado por las reuniones de personas, la disminución de personas vacunadas y la nueva cepa de Covid-19.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

San Luis Potosí se declara listo para recibir a Ford
Por

Tatiana Clouthier reveló ayer que están negociando el traslado de una de las instalaciones que Ford cerrará en Brasil al...