La modernización eléctrica del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro estará a cargo de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que mediante un convenio y al cabo de tres años recibirá un pago de 4,500 millones de pesos por diferentes proyectos.

“Tomamos la decisión de que fuera la Comisión Federal de Electricidad quien hiciera este trabajo porque confiamos en sus trabajadores, en sus técnicos, que son lo mejor que tiene nuestro país”, dijo este martes la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

Durante la presentación de avances de los trabajos de la nueva Subestación Eléctrica de Alta Tensión de Buen Tono ─la cual distribuye energía eléctrica a las líneas 1, 2 y 3 y que el 9 de enero pasado se incendió─ la mandataria aseguró que la reforma eléctrica propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador busca “regresarles a los mexicanos a la Comisión Federal de Electricidad”.

Por ello, remarcó, su gobierno decidió asignar la modernización eléctrica del Metro a la CFE.

Lee también: Sindicato del Metro pide mano para ensamble de trenes chinos de Línea 1

El director del STC, Guillermo Calderón Aguilera, detalló los proyectos que realiza la CFE para el Metro. Uno fue la instalación del centro emergente de energía eléctrica que suple a la subestación de Buen Tono luego de que ésta se incendió. Por ese proyecto la CFE recibió un pago de 230 millones de pesos.

“Ninguna empresa privada hubiera hecho lo que hizo Comisión Federal de Electricidad después del accidente que tuvimos en el Metro”, apuntó la jefa de gobierno.

La edificación de la nueva subestación de Buen Tono, que se ubicará en el mismo predio de Delicias 67, donde se ubicaba la vieja subestación y donde confluyen las oficinas centrales del Metro, tendrá un costo de 880 millones de pesos y también está a cargo de la CFE.

Este proyecto implica la conversión de la energía que recibe el STC, de 85 a 230 kilowatts, para dar una garantía adicional al sistema de energía, y la ubicación por separado de los cuatro transformadores.

El superintendente de la División de Distribución del Valle de México Centro de la CFE, Osvaldo León Ortiz, detalló que se trata de la construcción de un edificio de tres pisos con sótano para alojar la subestación eléctrica con 75 alimentadores, 14 cuchillas de enlace, así como tableros de control y medición. También otro edificio de dos pisos para alojar el centro de control de la subestación y una plancha para alojar los cuatro transformadores de potencia de 60 megavatios.

Más información: Metro ‘sacrifica’ un tren del consorcio chino para reconstruir Puesto de Control

Tanto la obra civil como electromecánica tendrá una duración total de 267 días. Los trabajos se dividen en dos fases: la parte de las edificaciones estará concluida hacia finales de marzo y la conclusión del equipamiento (electromecánico) podría estar para agosto o antes”, explicó el director del Metro.

El ingeniero Calderón Aguilera abundó en que como parte de la renovación del sistema eléctrico de las tres principales líneas (1, 2 y 3, que en conjuntan transportan al 60% de todos los usuarios), el Metro podrá integrarse al Sistema Eléctrico Nacional, coordinado por el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace).

“Eso proporcionará una garantía de seguridad operativa adicional para lo que es nuestro servicio en estas tres líneas que he mencionado”, detalló..

Te recomendamos: En declive y con 52 años, la Línea 1 del Metro apunta hacia los trenes autónomos

“Hay un cuarto paquete, que se pondrá en curso el año próximo, es un paquete muy importante de la sustitución, renovación y alimentación de las subestaciones de rectificación de la Línea 1, ese paquete monta más de 2,000 millones de pesos. En su conjunto, el proyecto contratado con la Comisión Federal de Electricidad para 2021, 2022 y 2023 monta 4,500 millones de pesos”, indicó Calderón.

Con la renovación eléctrica del Metro, insistió su director, se garantizará el transporte continuo y seguro de los trenes de las líneas 1, 2 y 3, y de las instalaciones, el alumbrado de las estaciones, los torniquetes, la videovigilancia.

“Como es sabido, las líneas 1, 2 y 3 transportan todos los días al 60% de nuestros usuarios. Llegaron a transportar a casi 3 millones (de personas) antes de la pandemia; entonces, es muy importante tener la garantía del suministro (de energía eléctrica)”, apuntó.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Con desarrollos de Reforma y otras zonas, CDMX financiará transporte público
Por

En los próximos años, Reforma vivirá un nuevo boom inmobiliario con construcción de torres de usos mixtos, como Reforma...