Nueva Zelanda ratificó este jueves el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés), a pesar de que la salida de Estados Unidos prácticamente da por muerto a este tratado.

El gabinete del gobierno neozelandés aseguró que está decisión busca mantener todas sus opciones abiertas. Además, con esto se convirtió en el segundo país en ratificar el TPP –el primero fue Japón–, a pesar de que en enero de este año el presidente estadounidense Donald Trump ordenó la salida del pacto comercial.

El ministro de Comercio, Todd McClay, dijo que también se busca enviar el mensaje de que Nueva Zelanda valora el conjunto de reglas de alta calidad a lo largo de la región Asia Pacífico, y que el acuerdo aún conserva su valor económico y estratégico.

“Estamos explorando de manera activa alternativas para el TPP”, dijo el ministro neozelandés a New Zeland Radio.

PUBLICIDAD

Lee: Japón liderará al grupo que quiere rescatar el TPP

Los ministros de Comercio del Foro de Cooperación Asia Pacífico (APEC) se reunirán a fines de mayo en Vietnam, que preside este año el grupo, y ahí los países miembros del TPP celebrarán una reunión de trabajo.

Esto luego de que en la segunda ronda de negociaciones concluida a principios de mayo en la ciudad canadiense de Toronto, Japón y otras naciones de Asia Pacífico anunciaron que buscarán darle continuidad al fallido acuerdo comercial.

 

Te puede interesar: El TPP se niega a morir; integrantes buscan rescatarlo

Una de las posibilidades planteadas en ese encuentro para rescatar el TPP es que Japón lidere a un grupo de naciones, entre ellas Australia y Nueva Zelanda –y a las que se unirían más adelante Brunei y Singapur–, para seguir con el proceso.

El acuerdo comercial se vino abajo luego de que Donald Trump, en una de sus primeras órdenes ejecutivas tras asumir la presidencia, decidió sacar a Estados Unidos del tratado, ya que representaba el 60% del mínimo necesario de 85% del PIB combinado de los 12 miembros para su aprobación.

El TPP es un tratado de libre comercio que tenía como objetivo conectar a una decena de países en la Cuenca del Pacífico, y pretende derribar las barreras comerciales en algunas de las economías asiáticas de más rápido crecimiento.

Lee también: Así busca la Alianza del Pacífico salvar al TPP

Se preparó durante cinco años y fue firmado en 2015, pero no entró en vigor, y en él participaban 12 países: Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur, Estados Unidos y Vietnam, que en conjunto representan el 40% de la economía mundial.

Tras la salida de Trump, China ha emergido como una opción para reemplazar este acuerdo, incluso Pekín ha comenzado a acercase a naciones del Pacífico en busca de acuerdo comerciales.

Además, el gigante asiático ha propuesto un pacto opuesto, conocido como el Área de Libre Comercio del Asia Pacífico (FTAAP, por sus siglas en inglés) y ha impulsado el Acuerdo de Asociación Económica Integral Regional (RCEP, por su sigla en inglés). Y en su intento de llenar el vacío que dejará EU como promotor del comercio global, China aprovechó las reuniones con los líderes de Asia-Pacífico realizadas el año pasado en Lima y prometió abrir aún más a su economía.

Lee: China, una alternativa frente al proteccionismo de Trump

 

Siguientes artículos

Alice Coltrane: un espíritu supremo
Por

La figura de Alice Coltrane vuelve al mapa musical con un disco sumamente relevante, a poco más de diez años después de...