Entre las preocupaciones de algunas empresas de alimentos y bebidas por el nuevo etiquetado frontal está la reconversión del portafolio de productos y las implicaciones legales y de negocios, de acuerdo con expertos de la consultora Ernst & Young (EY).

“A partir de la regulación del 1 de octubre es una preocupación que tiene múltiples temas: el portafolio de productos, sobre cómo las organizaciones están haciendo reconversión en sus portafolios; y temas de marcas, con implicaciones de negocio y legales”, comentó Gilberto Lozano, socio de Estrategia de la firma, en conferencia.

El experto agregó que existen organizaciones que son muy flexibles y ágiles, por lo que se adaptan con mayor facilidad a los cambios.

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general y en lo particular las reformas en las disposiciones de la Ley General de Salud, en materia de sobrepeso, obesidad y etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas.

Esta reforma, que consiste en un etiquetado frontal con sellos, ahora será avalada, en su caso, por el Senado.

Te puede interesar: Alimentos ‘chatarra’ en Chile, la inspiración de México para su nuevo etiquetado

“El futuro de los negocios será aquellos que se adapten mejor a las necesidades específicas del consumidor. La ola la de disrupción en las empresas de consumo no se deriva de una política pública, sino de las tendencias de los consumidores en el mundo”, indicó Lozano.

De acuerdo con datos de EY, las ventas de los productos naturales crecieron en promedio 7.7%, en tanto que los convencionales lo hicieron en 0.2% durante 2017.

Dentro de la categoría de productos naturales, el yogurt de origen vegetal aumentó sus ventas en 47%, las bebidas funcionales saludables en 24%, mientras que las alternativas vegetales a la carne aumentaron 24%, las barritas de snack wellness en 21%, los suplementos alimenticios también crecieron 21% y el café y té listos para beber reportaron un 17% más, añaden datos de la consultora.

Te recomendamos: Diputados aprueban ley para etiquetado de productos; pasa al Senado

Por otra parte, la industria de alimentos se enfrenta a cambios tecnológicos, que permitirá mayor transparencia sobre el origen de los ingredientes y el proceso de producción.

“Luego seguirá la evolución a tecnologías Blockchain, lo que generará la trazabilidad (del producto), para saber no sólo qué contiene, sino cómo fue creado cada uno de los ingredientes utilizados”, añadió Lozano.

Datos de la consultora arrojan que el 47% de las personas encuestadas en el país considera muy importante saber qué ingredientes contienen sus alimentos.

 

Siguientes artículos

Tras casi 4 semanas de conflicto, levantan bloqueo en mina Peñasquito
Por

Newmont Goldcorp indicó que ofreció unos 25 mdd en inversiones comunitarias para resolver el bloqueo a Peñasquito.