Por Regina Zúñiga

La tecnología puede parecer un distractor cuando se trata de ejercitarnos, pero puede funcionar como una herramienta útil para mantenernos en forma y saludables; las aplicaciones, smartphones y el Internet, entre otras cosas, han transformado el mercado fitness en México y en el mundo.

México no es el país con los mejores hábitos de ejercicio, según los Resultados del Módulo de Práctica Deportiva y Ejercicio Físico 2018 realizado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi), menos de la mitad de la población mexicana realiza algún deporte o ejercicio físico en su tiempo libre, las principales razones de esto son: falta de tiempo, cansancio por trabajo y problemas de salud, además, el 60% de las personas que se ejercitan lo hacen por salud y bienestar, mientras que el restante 40% lo hace con la intención de mejorar su apariencia o por diversión.

Según la International Health Racquet & Sportsclub Association (IHR&SA), México ocupa el cuarto lugar a nivel mundial como país en crecimiento dentro de la industria fitness, la cual tiene un valor (en México) de aproximadamente 1,800 millones de dólares y se espera que crezca un 300% para el 2020.

Te puede interesar: El 57.9% de los mexicanos no hace ejercicio

Karen González, Chief Commercial Officer de FitPass, expone que dos de los motivos con más peso por los cuales la gente ha dejado de salir de casa para ejercitarse son: la inseguridad en el país y las condiciones en las que vivimos (tránsito, sobrepoblación, falta de áreas verdes, etc.).

A continuación te presentamos algunas opciones que hacen uso de la tecnología para ayudarte a trabajar en tu salud física y hábitos de alimentación, y otras que aseguran que lo tradicional también está en la base.

Entrena cuando quieras y donde quieras

El equipo de FitPass, una startup que ofrece una membresía digital con acceso a más de 400 mil clases dentro de fitness studios en México, utiliza la tecnología para dar a conocer lugares, clases y actividades sobre las que los usuarios previamente no tenían ningún conocimiento.

Un factor que afecta los hábitos deportivos de los mexicanos es la influencia que ejercen las redes sociales en los ideales físicos, existen muchos personajes en línea que se dedican a publicar dietas, rutinas de ejercicio y consejos para bajar de peso, el problema está en la desinformación a la que esto da origen, que se podría resolver mediante filtros que pudiesen evaluar la veracidad y seguridad de estos datos, como propone González.

Fitness Center.

Como iniciativa para combatir esta problemática, FitPass decide iniciar un blog en el que únicamente escriben expertos de la industria, gente real con objetivos alcanzables que tiene estudios en el tema y que puede respaldar lo que le recomienda a los usuarios.

Hace dos meses, FitPass llegó a Chile y próximamente estará activo en Perú; en México está disponible en 12 ciudades y planea expandirse a 5 más el año que entra.

Te recomendamos: BienFest, una encuentro de negocios enfocados a la salud

Las rutinas en la palma de tu mano

Otro caso es el de InstaFit, una aplicación móvil que te permite ejercitarte en menos de 30 minutos guiado por alguno de sus entrenadores virtuales; Oswaldo Trava, fundador y CEO de la compañía, explica que se busca que el usuario pueda sentirse en un gimnasio estando en cualquier lugar; conforme se hace uso de la aplicación, ésta va construyendo un perfil personalizado del usuario y se adapta a sus gustos y necesidades, arma playlists, mide tiempos y ritmos cardiacos y aprende cuáles son los ejercicios que más disfruta, para así poder mostrarle nuevas y más atractivas rutinas, factor que resulta motivador para el usuario.

“En InstaFit creemos que la mejor manera de ayudar a la gente a cambiar sus hábitos es rompiendo las barreras u obstáculos que por lo general se manifiestan como pretextos”, declara Trava, quien también explica que en InstaFit se le da un giro al ejercicio y se transforma de una tarea a un premio o hobby al darle un enfoque más divertido y accesible.

Oswaldo y Natalia, fundadores de InstaFit (foto: Foto: Fernando Luna Arce / Forbes México)

Lo que InstaFit busca generar a través de su aplicación es la optimización personal absoluta, es decir, quieren ayudar a sus usuarios a tener vidas plenas en todos los sentidos: nutricional, mental y físicamente. La aplicación de video ha generado más de 4.5 millones de descargas, pero con su nueva aplicación de audio, InstaFit Gym, esperan rebasar estos números y buscan expandirse a más idiomas fuera del Español.

La conexión humana

Para la red de gimnasios Anytime Fitness, en palabras de su director David Rascón, el principal distintivo o valor agregado es la atención personal que se les da a los usuarios y la posibilidad de ejercitarse 24/7 los 365 días del año: “nosotros sí creemos en la tecnología y nos apoyamos en ella, pero no pensamos que sea la punta de lanza, esta es el trato personalizado y el acompañamiento”.

También comenta que una de las razones por las que sus clientes permanecen con ellos más de 12 meses, el triple de lo que el usuario promedio permanece en un gimnasio común, es porque en Anytime Fitness alcanzan sus objetivos y ven resultados, cosa que, según Rascón, no sucede con su competencia.

Foto: Anytime Fitness.

“Pusimos a entrenadores de alto perfil a dar clases en nuestro estudio a través de videos y no funcionó, a la gente le gusta que el entrenador esté presente y pueda corregir posturas, animar/motivar y que exista una relación más personal, la tecnología es un gran aliado, pero no puede superar el trato humano”, añade el directivo.

Otro de los servicios que ofrece esta compañía es la oportunidad de ejercitarte en el extranjero, al adquirir una membresía con Anytime Fitness, ésta hace entrega al usuario de una llave que le permite accesar a sus establecimientos, misma que puede ser utilizada en 5,000 gimnasios alrededor del mundo (localizados en Qatar, Australia, Canadá, Japón, Nueva Zelanda, India, Italia, Chile y Reino Unido, entre otros), de 65 mil usuarios activos en México, 14 mil utilizaron su llave en el extranjero el mes pasado.

No te pierdas: Reforma sobre etiquetado de alimentos avanza en Senado

Somos lo que comemos

Múltiples estudios han comprobado que esta famosa frase no miente, plataformas como The Economist, El País, Independent UK y The Wall Street Journal, entre otros, promueven la idea de que la alimentación y su cuidado se reflejan de forma obvia en la apariencia física. Es por esto que los batidos de proteína, las bebidas vitamínicas y las barritas de suplementos se han convertido en productos de uso recurrente dentro de la comunidad fitness.

Tras su retiro en el 2002, Jim y Kathy Coover comenzaron una red de gimnasios y fitness clubs que les hicieron darse cuenta de que mucha gente estaba en descontento con su apariencia, llevándolos a fundar una marca de productos de dieta y suplementos alimenticios llamada Isagenix.

Según la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, los suplementos alimenticios son productos que están hechos “a base de hierbas, extractos vegetales, alimentos tradicionales, deshidratados o concentrados de frutas, adicionados o no, de vitaminas o minerales que se puedan presentar en forma farmacéutica y cuya finalidad de uso sea incrementar la ingesta dietética total, complementarla o suplir algún componente. Un suplemento alimenticio aporta nutrimentos como proteínas, grasas, carbohidratos o hidratos de carbono, vitaminas, minerales“.

Como empresarios que recientemente comenzaron a vender sus productos en México, los Coover notaron una consciencia creciente de que lo que comemos trae consecuencias (buenas o malas) y están conscientes del problema de obesidad que se presenta en el país actualmente.

Foto: eatforum.org

Isagenix quiere convertirse no solo en la marca más importante de salud y bienestar, sino también en la más confiable y respetable; los Coover, como estrategas de muchas otras marcas extranjeras, encuentran en México una amplia oportunidad de mercado y lo consideran un importante participante dentro de sus estrategias de crecimiento.

“Queremos darle a la gente un vehículo para que puedan tomar control de su salud junto con un mecanismo de apoyo que los haga sentir acompañados en el proceso”, asegura el fundador.

Así pues, la tecnología prueba ser una herramienta que toca e influye en la salud, pero no por ello hay que ignorar que también hay casos en los que puede tener un impacto negativo en la misma. Lo recomendable es encontrar un balance entre el uso de las nuevas herramientas que ofrece la innovación y el contacto con la realidad, manteniendo los pies en la tierra y depositando más confianza en las relaciones interpersonales.

 

Siguientes artículos

Smartphones de doble pantalla, un mercado para 29% de los usuarios premium de México
Por

En 2008, tras el lanzamiento del primer dispositivo móvil inteligente, la mayoría de los mexicanos deseaban uno, sin emb...