Más de 150 científicos y organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo han pedido a la ONU acciones para impedir que la industria de los combustibles fósiles “socave las negociaciones” de un tratado para frenar la contaminación por plásticos, informó hoy la ONG Greenpeace.

“Desde el principio, la industria de los combustibles fósiles ha estado presionando activamente para debilitar ese tratado, que tiene como objetivo que las naciones ratifiquen un acuerdo vinculante para terminar la contaminación por plásticos en 2024”, señaló Greenpeace en un comunicado desde Nairobi, donde está la sede del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma).

Así, Greenpeace, ONG conservacionista se unió a la carta abierta para la ONU firmada por más de un centenar de organizaciones y expertos como la primatóloga Jane Goodall, entre otros.

Lee más: Medidas para reducir un 80% la contaminación por plásticos en 2040: ONU

ONU debe actuar contra las industrias que contaminan con plástico: Greenpeace

El tratado, que volverá a negociarse a partir del próximo 29 de mayo en París, “es una oportunidad única para resolver la crisis de los plásticos. Su fracaso o éxito depende de si los Gobiernos son lo suficientemente audaces para garantizar un acuerdo que proporcione lo que la ciencia dice que se necesita: un límite y una reducción gradual de la producción de plásticos”, dijo la experta de Greenpeace, Louise Edge.

Pese a las preocupaciones de la comunidad científica, Greenpeace lamentó que grandes compañías como ExxonMobil, Dow o Shell “están haciendo fuertes inversiones para aumentar aún más su capacidad de producción”. 

De esta manera, la producción de plásticos podría duplicarse durante los próximos diez o quince años.

La carta solicitó al Pnuma que reconozca “que el interés público en abordar la contaminación plástica no es compatible con los intereses privados de las empresas petroquímicas y de combustibles fósiles”, además de “dar prioridad” en la asignación de asientos en las negociaciones a los pueblos indígenas y a las comunidades afectadas por la contaminación de plásticos, así como a los expertos en medioambiente.

Con información de EFE.

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

neuronas mapa mamíferos
La neurociencia confirma experiencia de ‘congelamiento’ al sufrir agresión sexual
Por

Un estudio de University College de Londres asegura que víctimas de violación tienen una respuesta neuronal de 'congelam...