Los principales partidos de la oposición en Venezuela anunciaron el lunes que no participarán en diciembre en unas elecciones locales, luego que denunciaron un fraude en los comicios de octubre donde el oficialismo se alzó con la mayoría de los puestos de gobernadores.

Tres de los cuatro más grandes partidos opositores al Gobierno de Nicolás Maduro dijeron que no inscribirán candidatos a la elección de alcaldes que el Consejo Nacional Electoral (CNE) planifica para fines de año, una medida calificada como sabotaje por el primer mandatario.

El CNE otorgó sólo tres días para la postulación de candidatos, un plazo que inició este lunes.

Los grupos políticos Primero Justicia, Voluntad Popular y Acción Democrática se alinearon en la postura de no competir en las elecciones para elegir autoridades municipales, como medida de presión una vez que denunciaron fraude en la última votación donde la coalición opositora desconoció los resultados.

PUBLICIDAD

“A nosotros lo que nos toca es no seguir en un sistema que es absolutamente fraudulento” dijo a periodistas el presidente de la Asamblea Nacional y máximo vocero del partido Primero Justicia, Julio Borges.

“Si nosotros pasivamente seguimos aceptando el fraude vamos a un matadero presidencial”, comentó, en alusión a las elecciones presidenciales del año entrante.

La organización Voluntad Popular, del ala más radical de la oposición, hizo un llamado a los demás partidos contrarios a Maduro a no participar en los comicios locales, como resolvieron hacer ellos.

“No es viable la participación en estas elecciones”, aseveró también el veterano diputado opositor del partido Acción Democrática Henry Ramos Allup horas más tarde.

Puedes leer: Corte pone a exjefe de campaña de Trump bajo arresto domiciliario

Pero las organizaciones Un Nuevo Tiempo y Avanzada Progresista, que tienen su principal apoyo en algunas regiones al occidente del país, no han fijado una postura oficial y se mostraban a favor de no abandonar la contienda electoral.

El debate se produce después que se debilitó la alianza de partidos contrarios al gobierno, Mesa de la Unidad Democrática, tras las polémicas elecciones de gobernadores, cuando cuatro de los cinco candidatos opositores electos se rebelaron a su organización y se juramentaron ante la Asamblea Nacional Constituyente.

Los líderes de Primero Justicia y Voluntad Popular amenazaron esta vez con expulsar de sus organizaciones a quienes se postulen a las próximas elecciones desacatando la decisión de sus organizaciones políticas.

“Están apareciendo las voces que quieren sabotear las elecciones”, denunció Maduro en una transmisión de radio y televisión en la tarde del lunes. “Llaman a una insurrección”, afirmó.

 

Siguientes artículos

Netflix cancela ‘House of Cards’ tras acusaciones de acoso contra Kevin Spacey
Por

La primera serie pensada para consumirse a través de streaming llegará a su fin. La sexta temporada será la última.