La Administración de Servicios Generales (GSA) de Estados Unidos eligió Smatsheet como su herramienta en línea para la Gerencia de Proyectos, otro golpe para Microsoft, cuyo producto Project ha sido por mucho tiempo la aplicación para tal uso.

 

 

Por Ben Kepes

 

Cuando la Administración de Servicios Generales (GSA), la agencia encargada de suministrar productos y comunicaciones a las oficinas del gobierno de Estados Unidos, eligió Google Apps para el correo electrónico y para las funciones de calendario en 2011, sin duda alguna infundió temor en el corazón de Microsoft. Después de todo, la franquicia de Microsoft Office ha sido por décadas la opción número uno de las agencias del gobierno. Que la GSA eligiera un upstart como Google era una especie de shock. Bueno, el estrés en Redmond continúa con las noticias de hoy, al conocerse que la GSA ha elegido Smatsheet como su herramienta en línea para la Gerencia de Proyectos. Esto, obviamente, es una preocupación para Microsoft, ya que su producto Project ha sido por mucho tiempo la aplicación de uso para la gestión de proyectos.

Como escribí cuando cubrí la última ronda de financiación de Smartsheet, el producto de Smartsheet en esencia combina las funciones de la familia Microsoft Office (Excel, Project, Access y SharePoint). A través de una interfaz relativamente simple, los usuarios pueden trabajar en documentos dentro de un proyecto y una línea de tiempo. Imagínense una interfaz como una hoja de cálculo, junto a la opción de compartir archivos, la automatización del flujo de trabajo y las características de planificación de proyectos. Originalmente lanzado en 2006 y después relanzado en 2010, la empresa cuenta con 42,000 suscriptores (y rápidamente señala que esto es más de lo que tiene Box, el programa basado en la nube).

Estos usuarios están repartidos en 165 países y cubren un amplio número de mercados: empresas constructoras, consultoras, colegios y universidades, empresas de servicios públicos, entidades gubernamentales, organismos de salud, empresas de tecnología, organizaciones sin ánimo de lucro, empresas manufactureras, firmas de abogados, entre otros.

Éste no es el primer acuerdo federal que Smartsheet ha logrado. La compañía ha vendido su producto a la NASA, a la Biblioteca del Congreso, los Institutos Nacionales de Salud, al Servicio Nacional de Parques y al Departamento de Asuntos de Veteranos de los Estados Unidos. Adicionalmente, organismos del gobierno estatal como el Estado de Maryland también utilizan Smartsheet en cierta medida.

Lo interesante aquí, más allá de los impactos sobre Microsoft, es el hecho de que esta venta fuera, al menos en parte, impulsada por algunos de los beneficios que puede producir una aplicación conectada a la nube. Mediante la implementación de Smartsheet en toda la organización, la GSA pudo beneficiarse al vincular Smartsheet con los productos existentes en uso de Google: calendarios, Gmail y Google Drive incluidos. El doble beneficio de reducir los costos de licencia, junto con las eficiencias derivadas de aplicaciones conectadas, y la reducción de la espera de doble entrada de datos, resultó ser una oferta atractiva.

Más allá del valor de relaciones públicas de este acuerdo, que es imposible de negar, hay aquí un beneficio económico. Al cumplir con los requisitos federales y certificaciones, Smartsheet ahora está disponible en las agencias centrales de compras federales, ya que todos los procesos de aprobación y de seguridad han sido firmados.

Esto es un buen ejemplo de la marea cambiante del gran presupuesto de IT, particularmente en las entidades federales, pero de manera general en las grandes empresas. Espera ver más negocios como éste en el futuro. Lo que antes parecía ser un sueño se está convirtiendo ahora en la norma. ¡Éste es un mundo nuevo!

 

Ben Kepes es un technology evangelist (evangelizador tecnológico), inversionista, comentarista y asesor de negocios. Es director de Diversity Limited, una empresa que es el vehículo para su trabajo en el campo de la inversión, el asesoramiento y la consultoría. Diversity tiene participación en empresas de fabricación, propiedades y en compañías de tecnología, y lleva a cabo tareas de asesoramiento. Ben Kepes tiene experiencia en varias industrias y como propietario de empresas en el sector manufacturero, propiedades y de tecnología. En su día a día hace consultoría a proveedores de tecnología y clientes. Cubre la convergencia de tecnología, móvil, ubicuidad y agilidad, todos habilitados por la nube. Sus áreas de interés se extienden al software empresarial, la integración de software, software financiero/contable, plataformas e infraestructuras, así como la tecnología de la articulación simple para los usuarios diarios.

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Juncker de la UE pide programa de inversión
Por

El designado presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, pidió un programa de inversión público-privada de 3...