Por Francisco Cruz F.* y Cristián Jara**

El cambio de los centros de poder y de los ejes globales obliga también ampliar el horizonte y ver la presencia internacional de un país de manera más integral. El establecimiento de relaciones diplomáticas entre China y Panamá, ser Top Tres de los usuarios del Canal de Panamá (Chile es el tercer usuario a nivel mundial con 27.4 millones de toneladas largas después de China) y, por, sobre todo, el desafío de mirar el Asia-Pacífico de cara a lo que será APEC Chile 2019 nos lleva a plantear algunas consideraciones:

Panamá y Chile son dos ejes estratégicos para China, como misión diplomática en Panamá, hemos sido testigos del auge de este país que alcanzó un PIB en términos PPP de más de 25.700 dólares concentrando sobre el 30% de la colocación de bienes chilenos en esta subregión.

Por otro lado, Panamá es por lejos el principal destino de nuestras exportaciones FOB en la subregión y sólo en el 2017 éstas se incrementaron en un 64% desde Chile al Istmo, alcanzando los 245,6 millones de dólares.

PUBLICIDAD

También están las variables intangibles que podemos exportar. Vamos por parte:

  1. Chile fue el primer país latinoamericano en establecer relaciones con China en 1970, las que a la fecha han sido ininterrumpidas.
  2. El 63,8% de nuestras exportaciones van a economías APEC.
  3. Desde 1994 éstas últimos se han incrementado en un 552%.

Sumado a lo anterior, la importancia de APEC para Chile es vital, ya que nuestro principal socio comercial es China y las otras economías de la región son de suma relevancia. Entre otras cosas, las importaciones de Chile desde el Asia-Pacífico se han expandido a una tasa promedio del 6,1% entre los años 2010 y 2015.

A días de la suscripción del Acuerdo Amplio y Progresista de Cooperación Transpacífico (AAPCT), más conocido como TPP-11, instrumento innovador y que supo sobrevivir a las vicisitudes del TPP inicial, se reafirma así nuestra vocación por el Asia-Pacífico. Además, cabe mencionar que Chile ha negociado Tratados de Libre Comercio con 15 de las 20 economías APEC y recientemente finalizó con Indonesia un CEPA (Comprehensive Economic Partnership Agreement).

Mención aparte merece el rol que tiene la Alianza del Pacífico como bloque en esta materia, con vocación al Asia por naturaleza y que, en un futuro próximo, y dadas las condiciones necesarias, podría tener a Panamá incorporada, como puente entre las economías del sur (Chile, Perú y Colombia) y nuestro socio estratégico del norte (México).

Es decir, con Panamá podemos ser socios y cómplices en la cercanía hacia China y al Asia-Pacífico, todo de cara a los retos globales que requieren nuevos consensos en torno al comercio internacional y, especialmente, pensando en la vocación marítima de ambos países.

Panamá con su Canal es ejemplo logístico y hub para nuestras exportaciones y Chile con su incursión diplomática-comercial tiene como activo un poderoso know how en penetración de mercados, en una zona novedosa para Panamá, con relaciones diplomáticas estrenadas el año 2017.

El mundo empresarial por su parte requiere de una diplomacia de esfuerzos colectivos que acompañe la imagen del continente y colabore en la incursión de complejos mercados con barreras culturales e idiomáticas, entre otras, y asimismo tener la capacidad de atraer inversión extranjera que, en la era global y digital en que vivimos, permita a nuestras empresas y proveedores de servicios aportar valor y generar sinergias.

Por cierto, Chile y Panamá, son países like-minded, con altos flujos comerciales y una relación bilateral privilegiada que podrían ser protagonistas en el acercamiento, proximidad y manera de afrontar la vecindad virtual que tenemos con el Asia y sus economías a través del océano Pacífico.

*Abogado PUC y Embajador de Chile en Panamá. **Abogado UAI y diplomático chileno parte de la misión en Panamá.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Apple Music crece en usuarios de pago, pero sigue lejos de Spotify
Por

La compañía de la manzana gana 2 millones de usuarios premium en lo que va de marzo.