Reuters.- Un grupo de once naciones de la región Asia-Pacífico firmaron en Chile este jueves un histórico tratado para reducir sus barreras comerciales, justo cuando la mayor economía del mundo, Estados Unidos, se alista para anunciar fuertes aranceles a las importaciones de acero y aluminio.

En una ceremonia realizada en la capital chilena, los miembros de algunas de las economías de más rápido crecimiento de esa zona suscribieron el Acuerdo Global y Progresivo para la Asociación Transpacífico (CPTPP, por su sigla en inglés, o TPP-11), uno de los principales surgidos en los últimos 20 años.

“Estamos orgullosos de concluir este proceso, enviando un fuerte mensaje a la comunidad internacional de que la apertura de mercados, la integración económica y la cooperación internacional son las mejores herramientas para crear oportunidades económicas y prosperidad”, dijo la saliente presidenta de Chile, Michelle Bachelet.

“Además de ser una fuerte señal en contra de las presiones proteccionistas, es en favor de un mundo abierto al comercio, sin sanciones unilaterales y sin la amenaza de guerras comerciales”, dijo a su vez el canciller chileno, Heraldo Muñoz, a periodistas.

Muchos países han mostrado interés por sumarse al acuerdo una vez que entre en vigencia, afirmó.

El CPTPP, que incluye a Australia, Brunei, Canadá, Chile, Malasia, México, Japón, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam, establece mecanismos para eliminar aranceles sobre productos industriales y agrícolas en una zona con un intercambio comercial que supera los 3.84 billones de dólares.

El pacto sufrió ajustes luego de que Estados Unidos se retiró de las negociaciones con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca. Ahora, el mandatario afina un plan para decretar nuevas medidas proteccionistas.

Lee también: Trump está dispuesto a negociar el regreso de EU al TPP: Mnuchin

“Estamos orgullosos (…) de mostrar al mundo que el comercio progresivo es la forma de avanzar”, destacó por su parte el canciller francés, Francois-Phillippe Champagne.

El pacto, que no ahonda en temas controvertidos como propiedad intelectual, reafirma los principales ejes acordados hace un año por el bloque pero que sufrió ajustes luego de que Estados Unidos se retiró de las negociaciones con la llegada de Trump a la Casa Blanca.

Según cálculos del área económica de la cancillería chilena, el CPTPP abarca un mercado de 498 millones de personas, con un Producto Interno Bruto per cápita de 28,090 dólares y representa el 13% de la economía global.

 

EU prepara medidas

La firma ocurre justo cuando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, alista un plan para decretar fuertes aranceles a las importaciones de acero y aluminio.

Canadá y México, quienes están en proceso de renegociación con Washington del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), rechazaron vincular las medidas al acuerdo comercial entre las tres naciones.

Según cálculos del área económica de la cancillería chilena, el CPTPP abarca un mercado de 498 millones de personas, con un Producto Interno Bruto per cápita de 28.090 dólares, y representa un 13 por ciento de la economía global.

Junto con preservar la esencia del TPP original, el acuerdo negociado incorpora medidas para resguardar los balances entre los países, especialmente en materia de propiedad intelectual en sectores como, por ejemplo, farmacéutico y derechos de autor. El pacto también considera la protección del medioambiente y abre la puerta a nuevos socios.

Pese a su oposición original, Trump dijo en enero que Washington podría considerar la suscripción del acuerdo. Australia también mencionó hace unas semanas que está abierta a la idea de que Reino Unido se sume al bloque después de que abandone la Unión Europea.

El CPTPP entraría probablemente en vigor a fines de este año o en la primera mitad del 2019, una vez que se hayan cumplido ciertos trámites legales en los países asociados.

 

Siguientes artículos

ildefonso-guajardo
Aranceles de EU no tendrán relación ni presionarán TLCAN: Guajardo
Por

El secretario de Economía aseguró que México seguirá avanzando en el diálogo para actualizar el TLCAN.