Por Brian Solomon

La semana pasada, Travis Kalanick, CEO de Uber, admitió que necesitaba ayuda para ejercer su liderazgo. Ahora, está en su búsqueda.

Este martes, Kalanick comunicó a los empleados de Uber que está ” buscando activamente un director de operaciones (COO, por sus siglas en inglés): un compañero que pueda asociarse conmigo para escribir el próximo capítulo de nuestro viaje”.

Encontrar un COO es un intento de Uber por calmar las críticas que han presionado a la compañía y la han puesto en una serie de malas noticias internas, de lo que algunos consideran una cultura organizacional tóxica.

Lee también: ¿Debería Uber reemplazar a su CEO hasta que “madure”?

Las historias de sexismo y acoso compartidas por ex empleados de Uber, como Susan Fowler, han recibido la mayor atención, pero la compañía ha estado en problemas desde principios del año. De forma precipitada, la startup puso a rodar en San Francisco a su ya anunciado vehículo de auto-conducción, y recientemente fue demandada por Waymo de Google por utilizar presuntamente propiedad intelectual robada. Uber también recibió críticas por su lenta respuesta al veto migratorio del presidente Trump, y en las últimas semanas ha sufrido la salida de altos ejecutivos.

Kalanick, de 40 años, dijo la semana pasada que necesitaba “cambiar fundamentalmente como líder y madurar”. La adición de un COO a la empresa, dependiendo de la elección, lo pondría a la cabeza de muchas de las decisiones sobre el negocio y la cultura organizacional, pero Kalanick todavía tiene la intención de permanecer a cargo, a pesar de los reclamos para que dimita.

Se prevé que Uber encuentre a alguien apropiado para el trabajo de COO, con experiencia y reputación, pero idealmente también debería añadir diversidad a las filas de los altos ejecutivos de Uber, en su mayoría hombres caucásicos.

Una opción interna que parece no considerarse para el cargo es Jeff Jones, presidente de Ridesharing (autos compartidos) de Uber. La compañía contrató a Jones, quien anteriormente trabajaba en Target, para dirigir las “operaciones, marketing y atención al cliente a nivel mundial”. Esa descripción de puesto se asemeja en todo a la de un director de operaciones, menos en el nombre, y Kalanick lo describió así el año pasado durante una entrevista con Forbes:

Kalanick: [Jeff Jones] es bastante inteligente y no tiene miedo a decir lo que piensa, algo que es realmente importante.

Forbes: ¿Qué va a aportar al negocio?

Kalanick: Él va a ejecutarlo. Será presidente de Ridesharing (autos compartidos) y ése es nuestro negocio, ¿verdad?

 

Siguientes artículos

rina-gliter
La mujer que le gana batallas al cáncer de mama
Por

Tras padecer y superar esta enfermedad, Rina Gliter decidió cerrar su consultorio particular para iniciar su cruzada con...