El CEO y cofundador de Uber, Travis Kalanick, anunció este lunes que la compañía comenzó una “investigación urgente”, luego de que una exempleada denunciara el fin de semana en su blog personal que fue víctima de acoso y el sexismo que considera imperantes en la empresa.

A través de su cuenta de Twitter, Kalanick dijo que lo descrito por Susan Fowler, una ingeniera que trabajó en Uber hasta fines del año pasado, es “aborrecible (y) contrario a todo aquello en lo que creemos”, por lo que ordenó a su director de Recursos Humanos (Liane Hornsey) a comenzar de manera inmediata una investigación, sobre las insinuaciones sexuales que acusa su exempleada se realizaron a fines del 2015.

La exingeniera de Uber publicó en su blog sobre lo que fue su año trabajando para la empresa de movilidad, ya que desde su primer día de trabajo recibió propuestas y ofrecimientos inapropiados de parte del administrador de su equipo.

“Me dijo que él estaba en una relación abierta con su novia y que ella no estaba teniendo problemas para encontrar nuevas parejas, pero que él sí. No quería tener problemas en el trabajo, pero no podía evitarlo ya que estaba buscando mujeres con las cuales pudiera tener sexo”, escribió en el texto titulado Reflecting On One Very, Very Strange Year At Uber, con fecha del 19 de febrero de este año.

Por ello, afirma que tomó capturas de pantalla a los mensajes de dicha conversación que ocurrió a través de un chat y lo reportó inmediatamente con el departamento de Recursos Humanos, pero que a partir de su denuncia fue confrontada por representantes de dicha área, quienes se negaron a resolver el caso por ser la “primera ofensa” del hombre y que no querían castigar y hacer sentir incómodo a un “alto ejecutivo”.

De acuerdo con el testimonio de Fowler, el comportamiento de su jefe era habitual con las mujeres empleadas en la compañía, ya que durante su estadía en Uber conoció a compañeras que también habían realizado denuncias similares, aunque con los mismos resultados.

“Algunas mujeres que lo habían reportado en el pasado junto conmigo, decidimos programar juntas con RH para insistir que se debían tomar cartas en el asunto. Sin embargo, el representante que me atendió me dijo que el administrador nunca había sido reportado antes, y que sólo había cometido una primera ofensa en la conversación móvil que sostuvo conmigo, y que ninguna de las mujeres con las que había trabajado tenían quejas acerca de él, por lo que no habría sanción alguna ni decisiones que tomar en su contra”, relató.

Entre las respuestas que obtuvo del personal de gestión y de recursos humanos, la extrabajadora señaló que se le planteó la opción de cambiarse a otro sector, pero esa posibilidad fue rechazada cuando efectivamente hizo la solicitud.

Además, dijo que tras presentar varias denuncias por lo que consideró conductas inapropiadas, su director le comunicó que estaba en la cuerda floja por denunciar a su jefe ante Recursos Humanos.

“Todas nos rendimos contra el equipo de RH y nuestros administradores después de eso (falta de apoyo y sanciones contra el acusado)”.

Del mismo modo que Kalanick, una de los miembros de la mesa directiva de Uber, Ariana Huffington, trató el tema en Twitter el domingo por la noche, afirmando a los usuarios que planea trabajar directamente con el responsable de RH de Uber sobre esta situación.

Fowler escribió también sobre el mal funcionamiento de otros departamentos de Uber, lo cual podría inquietar a los inversionistas de la compañía, así como a una organización “en absoluto desorden y caos brutal” que afectaba a los proyectos de la compañía.

Te puede interesar: Así prepara Travis Kalanick a Uber para cambiar el mundo otra vez

 

Siguientes artículos

Bodega con bienes de Javier Duarte es asegurada en Córdoba
Por

En el lugar se encontraron cuadros del exgobernador de Veracruz prófugo de la justicia, y de su esposa, así como diversa...