Por Froylán Campos*

Con una serie de nuevas tecnologías como Automatización Robótica de procesos, analytics y Tecnologías Cognitivas, destinadas a modificar la forma tradicional en la que se administran los negocios, la reducción de costos está dejando de ser solamente una herramienta a la que recurrían las empresas en tiempos de crisis, para convertirse en un detonador estratégico del crecimiento. De acuerdo a nuestro nuevo estudio sobre este tema, el 96% de los líderes en América Latina emprenderá iniciativas de reducción de costos en los próximos 24 meses.

A nivel global, casi la mitad de todas las organizaciones encuestadas tienen la meta de reducir sus costos en al menos 10%; no obstante y a pesar de que sus metas son relativamente bajas, el 63% de los encuestados fracasa en alcanzar sus objetivos. Este énfasis en reducir costos, está directamente relacionado al crecimiento de la organización.

Los dos principales impulsores para la reducción de costos a nivel global están relacionados directamente con hacer crecer los ingresos y las ventas: el 53% de los encuestados da importancia a ganar ventaja competitiva y el 46% a la inversión requerida en áreas de crecimiento. Sin embargo, los cinco siguientes impulsores son meramente defensivos, lo que sugiere que si bien el crecimiento es la máxima prioridad estratégica, las empresas de todas las regiones también se protegen a sí mismas contra la incertidumbre al moldear muchos de los aspectos que componen su estructura de costos de un modo defensivo.

PUBLICIDAD

El paradójico enfoque que considera costo y crecimiento al mismo tiempo, refleja una mentalidad de ahorrar para crecer, en la cual, las empresas utilizan sus ahorros en costos a manera de impulsor estratégico, para así financiar sus esfuerzos e iniciativas de crecimiento sin sacrificar su rentabilidad.

El potencial de este enfoque es inmenso, sin embargo, la barrera más grande para alcanzar el éxito, de acuerdo al 53% de los líderes encuestados, tiene que ver con los retos que representa la implementación de estas iniciativas. El punto clave es pasar de la táctica a la estrategia. Iniciativas más estratégicas como el outsourcing, la centralización y la reconfiguración del negocio, deberían de anteponerse ante cualquier acción táctica como la reducción de gastos y el ahorro en procesos de negocios, que predominan las prácticas de gestión de costos hoy en día.

Las empresas tienen que comenzar a mejorar sus capacidades de gestión de costos con el fin de habilitar el crecimiento. El hacerlo, traerá consigo un nuevo nivel de eficiencia. La incorporación de tecnologías digitales a estas capacidades, les permitirán lograr ahorros hasta de un 30% o más. El éxito se encuentra en buscar formas para aprovechar el poder de la automatización, los analytics y la tecnología cognitiva para detonar la productividad, la eficiencia y la rentabilidad con la finalidad de Mejorar los Márgenes.

*Socio Líder de Transformación Estratégica en Consultoría de Deloitte México.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Cuánto duele ser un país de primer mundo?
Por

El dolor físico que sentimos al pagar por algo es real. ¿Qué tan intenso habrá sido lo que sintieron los singapurenses p...