Las solicitudes iniciales del beneficio para desocupados cayeron en 20,000 a un total desestacionalizado de 268,000 en la semana terminada el 28 de marzo, dijo el jueves el Departamento de Trabajo.

 

Reuters

El número de estadounidenses que pidieron por primera vez el seguro federal de desempleo bajó más de lo esperado la semana pasada, en una nueva evidencia de que el mercado laboral se sigue expandiendo a un ritmo sólido pese a que el crecimiento económico se ha estancado.

PUBLICIDAD

Las solicitudes iniciales del beneficio para desocupados cayeron en 20,000 a un total desestacionalizado de 268,000 en la semana terminada el 28 de marzo, dijo el jueves el Departamento de Trabajo.

Los pedidos del beneficio en la semana previa fueron revisados en 6,000 solicitudes más de lo informado anteriormente.

Economistas encuestados por Reuters esperaban un alza de los pedidos de subsidio a 285,000 para la semana pasada.

 

Pedidos de fábricas aumentan

Los nuevos pedidos de bienes de fábricas de Estados Unidos subieron imprevistamente en febrero después de seis meses seguidos de declives, ofreciendo una luz de esperanza para un sector golpeado por la fortaleza del dólar y la debilidad de la demanda global.

El Departamento de Comercio dijo el jueves que los nuevos pedidos de productos manufacturados subieron 0.2%, el mayor avance desde julio pasado, luego de una baja revisada de 0.7% en enero.

Los economistas encuestados por Reuters esperaban una baja de 0.5% en febrero luego de una caída reportada anteriormente de 0.2% en enero.

Los pedidos sin contar transporte ascendieron el 0.8%, el mayor incremento en ocho meses. Los envíos de bienes fabriles crecieron 0.7% tras cuatro meses consecutivos de caídas.

El departamento también dijo que los pedidos de bienes de capital fuera de los rubros de defensa y sin contar aeronaves, un renglón considerado como un indicador de la confianza de negocios y de los planes de inversión, bajó 1.1% en lugar de la caída de 1.4% reportada el mes pasado.

El sector manufacturero fue golpeado por la fortaleza del dólar y los precios del crudo más bajos, que están ajustando las utilidades de las multinacionales y las petroleras.

Algunas firmas de energía están aplazando o reduciendo los proyectos de gasto de capital.

El menor crecimiento en China y Europa también pesó sobre las fábricas. Un reporte del miércoles mostró que la actividad manufacturera se ubicó en marzo cerca del mínimo en dos años.

 

 

 

Siguientes artículos

Airbnb ya ofrece habitaciones para alquilar en Cuba
Por

Los estadounidenses que reserven estancias en Cuba en la web tendrán que garantizar que tienen una licencia del gobierno...