El año pasado, Petróleos Mexicanos (Pemex) produjo la menor cantidad de gasolina en lo que va del sexenio.

La empresa productiva del estado generó un promedio de 257,000 barriles diarios de gasolina durante 2017. En 2012, producía 418,100 barriles, una diferencia de casi 40%, de acuerdo con sus indicadores petroleros actualizados hasta diciembre del año pasado.

Mientras su producción reduce, Pemex compra más gasolina en el extranjero. En 2017, adquirió, en promedio, 570,000 barriles diarios, principalmente de Estados Unidos. En 2012, adquiría 395,700 barriles por día, un repunte de 44%.

Las seis refinerías de Pemex —Cadereyta, Madero, Minatitlán, Salamanca, Salina Cruz y Tula— funcionaron por debajo de 50% de su capacidad hasta noviembre del año pasado, de acuerdo con la Secretaría de Energía (Sener).

PUBLICIDAD

El problema productivo en sus instalaciones es la falta de mantenimiento e inversión que requieren, comentó el experto energético de la firma Caraiva y Asociados, Ramsés Pech. “No tienen lo necesario para elevar la producción”.

Uno de los factores que explica la mala racha de la compañía fue el desplome de los precios del crudo entre 2014 y 2016, cuando el barril pasó de 100 a 19 dólares, y que trajo consigo un recorte presupuestal para la empresa de 100,000 millones de pesos (mdp). Otro golpe ha sido el declive de su mayor campo petrolero, Cantarell. A estas variables se suma el robo de combustible que representa pérdidas multimillonarias, además de la inseguridad en sus refinerías.

En los últimos seis años, tres directores generales pasaron por Pemex: Emilio Lozoya Austin (2012-2016), quien ha sido acusado de corrupción por contratos con la empresa brasileña Odebrecht; José Antonio González Anaya (2016-2017), ahora encargado de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público; y Carlos Treviño, ex director de finanzas y al frente de Pemex desde noviembre de 2017.

El año pasado, Pemex perdió 20% del mercado de gasolineras bajo su franquicia. Aunque gigantes como Shell, BP y Total han abierto estaciones en nuestro país, la mayoría de los nuevos jugadores obtiene la gasolina de Pemex. ¿La razón? los altos costos logísticos y almacenamiento.

Exxon es una de las excepciones que ha desarrollado infraestructura y logística para traer, desde Texas, su gasolina hasta la zona centro del país.

Aquí la nota completa: Exxon ya vende gasolina propia, pero ¿más barata?

Por tal razón, Pemex sigue siendo el rey en la venta de gasolina. La compañía que dirige Treviño comercializó 443,050 millones de pesos (mdp) de gasolina el año pasado, frente a los 368,673 mdp de 2012.

 

Siguientes artículos

mariguana
Mariguana, un negocio que generaría 6,000 mdd en México
Por

Para esto es necesario que el país regule la cannabis tal como lo están haciendo algunas entidades de Estados Unidos y c...