Pemex seguirá siendo una carga para la economía mexicana durante 2017, advirtió Moody’s este viernes.

“El sector energético seguirá siendo una carga para la economía mexicana debido al declive productivo de petróleo y a los recortes de inversión en Pemex”, dijo la calificadora de riesgo en un reporte.

Moody’s recordó que las autoridades mexicanas estiman que la producción de crudo siga disminuyendo por debajo de los 2 millones de barriles por día en 2017, comparado con los 2.1 millones del año pasado.

Lee también: Pemex pierde más de 32,200 millones al cierre de 2016

PUBLICIDAD

Pero la calificadora atribuye el principal lastre será inversión fija bruta con solo 0.4% en términos reales frente a 4.2% en 2015, debido a a retrasos por las incertidumbres de la renegocación comercial con Estados Unidos.

Moody’s pronostica que el Producto Interno Bruto (PIB) nacional crecerá 1.4% en 2017 y 2.1% el próximo año.

La economía de México creció 2.3% durante el año pasado, una desaceleración frente al 2.6% de 2015. Hacienda estimó en los precriterios que el rango será de 1.3 y 2% este año.

 

 

 

Siguientes artículos

Cultura: acelerador para asegurar un M&A
Por

Cultura se refiere al “cómo hacemos las cosas cada día”, para ello interviene la Organización a través de estrategias y...