San Juan del Río, Querétaro.- Petróleos Mexicanos (Pemex) cerró ductos que transportan combustible como parte de la estrategia del gobierno mexicano contra el robo de combustible, delito conocido como ‘huachicol’.

El ducto Tula- Toluca está cerrado desde el 20 de febrero, por la ordeña ilegal desde el 20 de febrero, reveló el contralmirante de infantería de Marina de la Guardia Naciona, Héctor Isaac Cruz Farias.

Otro ducto suspendido es el Salamanca-León por cumplimiento del programa en ductos estratégicos desde el 11 de octubre, detalló el representante de la seguridad nacional durante su participación en el Congreso Internacional GLP 2019.

Salamanca-Morelia es el tercer ducto cerrado desde el 10 de octubre ante la estrategia contra el robo de combustible.

Un carto ducto —Tula-Azcapotzalco— está cerrado desde el 10 de octubre por falta de petrolíferos en la refinería de Tula, Hidalgo.

El huachicoleo significó pérdidas por 66,300 millones de pesos en 2018, de acuerdo con datos del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador. Para acabar con este delito, esta administración inició con un plan en diciembre del año pasado que incluyó el cierre de ductos para evitar las tomas clandestinas, y en su lugar, enviar el combustible mediante pipas.

El resultado fue una ola de desabasto y compras de pánico en al menos 8 estados del país, incluida la Ciudad de México durante enero de 2019.

Como resultado del plan han asegurado 16 millones de litros de combustibles, 13,142 vehículos y 5,072 contenedores.  Esta estrategia concentrada en 11 ductos ha desplegado a 6,849 efectivos en 16 entidades del país. Además, se han transportado 1,141 millones de litros de combustible a través de 17 rutas.

La Guardia Nacional ha reforzado la seguridad en instalaciones de la compañía estatal con 1,291 elementos federales, incluida la Torre corporativa de Pemex, 56 instalaciones terrestres, sus seis refinerías, 39 Terminales de Almacenamiento y Despacho (TAD), 12 estaciones de rebombeo y un centro de control remoto.

Actualmente, más de 56,000 elementos están desplegados en 150 coordinaciones del país.

Cruz Farias explicó a Forbes México que uno de los factores clave para reducir significativamente el robo de petrolíferos que aqueja a la compañía que dirige Octavio Romero Oropeza será el aumento de efectivos dentro de la Guardia Nacional.

“La meta es llegar a 260 coordinaciones. Conforme la Guardia Nacional empiece a incrementar el número de gente, vamos a tener más efectivos, más tecnologías y más gente desplegada para enfrentarlo”, añadió.

Lee también: Guardia Nacional ofrece 19,000 pesos mensuales para unirse a sus filas

 

Siguientes artículos

Renuncia Mark Parker, CEO de Nike
Por

Parker deja la compañía en un buen momento, cuando sus acciones se encuentran en máximos históricos en Bolsa.