El valor de las exportaciones de América Latina y el Caribe (ALC) crecieron 13.2% durante el primer semestre de 2017, impulsadas en gran medida por un repunte en los precios de productos básicos y una mayor resiliencia en el comercio de servicios.

Sin embargo, las proyecciones para el segundo semestre de 2017 indican una probable desaceleración de este crecimiento, de acuerdo con el informe Monitor de Comercio e Integración 2017 del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El informe explica que, tras haber registrado una contracción de 3.3% en 2016, el crecimiento interanual acumulado entre enero y junio de 2017 fue de 13.2% y las exportaciones de servicios, que ya se habían recuperado en 2016, se expandieron 9.7% en el primer trimestre del año.

El informe recuerda que en el mediano plazo desde la crisis del periodo 2010 a 2015, la región sufrió una pérdida de participación del mercado global de 6.16% a 6.07%, que representa una pérdida de 14,300 millones de dólares para la región

PUBLICIDAD

“A pesar del reciente cambio de tendencia, en una perspectiva de mediano plazo la región ha perdido la participación de varios mercados, particularmente el intrarregional y sobre todo debido a un débil desempeño de la competitividad”, detalla el informe presentado en Buenos Aires por el Sector de Integración y Comercio del BID.

En el caso específico de México, el informe elaborado por el BID señala que éste fue el único país que logró aumentar su participación de mercado, toda vez que las exportaciones mexicanas crecieron 30.4% hasta alcanzar cerca del 40 por ciento del total de las exportaciones de ALC en 2015.

Pero una vez que se excluye los bienes y servicios exportados por México, la participación regional en el mercado global se redujo 14.8% entre 2010 y 2015. Pese a la recuperación, la región enfrenta un escenario comercial sustancialmente menos propicio que el que prevaleció antes de la crisis, en ese sentido el informe sugiere integrar un cambio radical en las políticas de inserción internacional para revertir el rezago competitivo.

Asimismo, señala que es necesario recuperar cuota del mercado global y aprovechar las oportunidades de las tecnologías disruptivas como el e-commerce, toda vez que se han reportado un incremento sustancial del comercio electrónico pese a que aún se reportan ventas marginales en América Latina en comparación de otras regiones en el mundo.

Las ventas B2C, es decir las que se realizan de la empresa al consumidor, en la región alcanzaron 47,000 millones de dólares en 2015, que representa 24% de incremento con respecto al año anterior.

Cabe destacar que Brasil, México y Argentina suman 70% del valor de las transacciones en línea de la región.

En tanto que Brasil lidera el mercado con 15,000 millones de dólares en ventas en 2015, seguido por México y Argentina, con ventas estimadas en 13,000 millones y 5,000 millones, respectivamente.

 

Siguientes artículos

bolsas-mercados
Bolsas europeas cortan su mayor racha negativa desde octubre de 2016
Por

Los mercados bursátiles de Europa tuvieron una recuperación este jueves, aunque los papeles energéticos siguieron débile...