El ideal de Peter Drucker: que las grandes empresas puedan estar entre los mejores inventos de la humanidad.

 

 

Hace 10 años, en la biblioteca de Schulich School of Business, en la Universidad de York (Toronto), encontré un estante de dos metros de largo lleno de los libros de Peter Drucker. Para mí era un descubrimiento fructífero: un compendio de ideas claras y centradas en el ser humano que me ha servido mucho en la vida profesional y personal. Recuerdo el día en la biblioteca como si fuera ayer: puse en mi librito de notas –que siempre llevo conmigo– la frase: “La gente hace zapatos, no el dinero.” Una frase que destaca el “porqué” de los negocios encima de los resultados económicos.

PUBLICIDAD

Peter Drucker murió en noviembre de 2005, después de publicar 39 libros y numerosos artículos. Sin embargo, las ideas de Drucker siguen más relevantes que nunca, tanto para emprendedores y estudiosos del tema de liderazgo como para grandes organizaciones que operan en un mundo complejo y cambiante. Sus ideas transcienden años, geografía e industrias, porque Drucker examina la relación entre el ser humano (el “porqué”) y la organización; habla de la esencia del ser humano (como empleado, gerente, inversionista, cliente, proveedor, usuario, etcétera) en las decisiones de compra, inversión y cambio de la organización.Cada año en Viena, Austria (lugar de nacimiento de Peter Drucker), se organiza un foro internacional donde se celebra la memoria y las enseñanzas de Drucker. En noviembre de 2013 participé como invitada del Global Challenge en el Global Drucker Forum. En noviembre de este año, el tema del foro es The Great Transformation (La Gran Transformación). Como preparación para el evento de dos días, varios autores conocidos de negocios han publicado en diversos medios –incluyendo Harvard Business Review y Forbes– artículos que hablan de la economía “creativa”, del renacimiento “necesario” en programas universitarios de negocios y del debate sobre la teoría de disrupción, entre muchos otros temas interesantes. Sin duda, los temas –como las ideas de Drucker– son relevantes para organizaciones en la región de América Latina.¿Conoces algunas de estas frases famosas de Drucker?– “Lo más importante de la comunicación es escuchar lo que no se dice.”– “Gestión es hacer las cosas bien, liderazgo es hacer lo correcto.”

– “Dado que su objetivo es crear clientes, una empresa comercial tiene dos funciones básicas, y sólo dos: la mercadotecnia y la innovación. La mercadotecnia y la innovación producen beneficios; lo demás son costos.”

–Liderazgo: “No se trata de una personalidad magnética; eso puede ser sólo facilidad de palabra. Tampoco se trata de hacer amigos o influir sobre las personas; eso es adulación. El liderazgo es lograr que las miradas apunten más alto, que la actuación de la gente alcance el estándar de su potencial y que la construcción de personalidades supere sus limitaciones personales.”

– “Los planes son solamente buenas intenciones, a menos que degeneren inmediatamente en trabajo duro.”

Estas frases son un trampolín hacia una mejor apreciación de Drucker. Hablando con gerentes en varios países y diversas industrias de la región este año, he notado que existe un buen conocimiento general de las ideas (y los libros) de Peter Drucker. En programas de negocios en América Latina se enseñan conceptos introducidos por Drucker como “gerencia por objetivos” y “economía de conocimiento”. Sin embargo, vale la pena, de vez en cuando, revisitar sus enseñanzas y re-evaluar nuestro comportamiento como emprendedor, gerente, trabajador, creativo para no perder el ideal que Peter Drucker tenía: que las grandes empresas puedan estar entre los mejores inventos de la humanidad. Con ideales altos y pasos firmes, uno puede llegar lejos.

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ClarkEsther

Blog: Hipona Consulting

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Ambush marketing: el patrocinador no oficial de las marcas
Por

Ambush marketing o el arte de promocionar una marca sin pagar derechos o patrocinios, generalmente de una forma legal y...

También te puede interesar