Este año se esperaba un impulso adicional al crecimiento económico gracias al efecto de la reforma energética en el sector, sin embargo, lo que ha ocurrido en materia de exportaciones petroleras se ha convertido en un riesgo para el crecimiento, así lo señala BofA Merrill Lynch Global Research.

 

 

 

PUBLICIDAD

En lo que va del año, las exportaciones de petróleo han caído 12% ante la disminución del precio de la mezcla mexicana, una reducción en la producción de petróleo y una disminución en las importaciones de Estados Unidos, estos factores combinados podrían convertir al petróleo de un impulsor, a un foco de alerta para el crecimiento económico.

En un comentario de análisis, Carlos Capistrán, Economista en Jefe para México de BofA Merrill Lynch Global Research explica que se espera que producción de petróleo se recupere substancialmente en algunos años por la reforma energética, pero en el corto plazo la caída en la producción es un riesgo a la baja para el crecimiento.

Los factores que se han conjuntado para el escenario alarmante en petróleo fueron inesperados,  la Secretaría de Energía espera prevé una  contracción de 1.6% en 2014, pero  las exportaciones petroleras han caído 22% desde su punto más alto en junio de 2011, lo que puede dificultar ese pronóstico.

“Tras la caída en las exportaciones de crudo y el aumento en las importaciones de la gasolina, la balanza comercial petrolera se ha ido deteriorando de forma constante. El superávit más reciente ocurrió en 2006, alcanzando el 2% del PIB. Pero para el primer trimestre de 2014, el superávit es solamente el 0.4% del PIB”, señala Capistrán.

 

Las malas noticias

Existen algunos factores que dificultan el empuje del petróleo al crecimiento y son:

1. El precio de la mezcla mexicana. Hay una disminución de 9.2% en el precio de la mezcla mexicana en lo que va del año.

“En nuestros pronósticos, el precio de la mezcla mexicana disminuirá 3% en 2014 y 2% en 2015. Por lo tanto, de acuerdo a nuestros pronósticos, el precio de la mezcla mexicana ya ha caído demasiado. Nuestros pronósticos calculan al Brent en un promedio de $106 dólares por barril (dpb) en 2014 y $105dpb en 2015, y al WTI en $94dpn y $91dpb”.

2. Baja producción. La producción petrolera ha estado en una tendencia a la baja desde el inicio de 2013. La producción de petróleo cayó 2.6% de enero 2013 a marzo 2014.

3. El impacto en crecimiento es inminente. La caída de la producción de petróleo ya ha sido una de las causas para un débil crecimiento del PIB en el primer trimestre de 2014.

“En 2013, la producción de petróleo era del 6% del PIB total, sigue siendo una parte muy importante de la economía mexicana. Lo mantenemos como un importante riesgo a la baja para el año” , dice el reporte de BofA Merrill Lynch.

4. También se golpeará a las finanzas públicas:  Alrededor de un tercio del total del ingreso del sector público proviene del petróleo. Una caída en las exportaciones de crudo representan un riesgo para las finanzas públicas que eventualmente podrían significar una reducción en el gasto público o un aumento del déficit.  México cubre el precio del petróleo cada año (85/dpb para el 2014), pero no tiene coberturas frente a una caída en la producción o en las importaciones estadounidenses.

 

Las buenas noticias

La parte alentadora del escenario se sostiene en dos supuestos principales.

1. Se recuperará el precio:  A pesar de que en el margen la caída en las exportaciones es una cuestión de precios, la tendencia a la baja tiene que ver más con una disminución en la producción en México y con las importaciones de Estados Unidos.

2.  Reforma energética al rescate. El gobierno estima que la producción de petróleo alcance 3.5 millones de barriles diarios en 2025.

“En nuestra opinión, una agresiva pero potencialmente alcanzable cifra”, dice el banco, que afirma que los mayores retos de la reforma residen en la aprobación de las leyes secundarias y la implementación, lo cual podría concretarse a más tardar en julio de 2014.

 

Siguientes artículos

América Móvil coloca bono por 600 mde
Por

El bono ofrece un rendimiento de un 1.083% a 99.677; un cupón de un 1%, con un precio de 50 puntos base sobre mid swaps....