El nuevo tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) era necesario para los tres países, sin embargo, existen exigencias por parte del gobierno que lidera Donald Trump que no son claras, señaló Jesús Seade, subsecretario para América del Norte en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), durante el U.S.-Mexico CEO Dialogue en Mérida, Yucatán.

“Tenemos problemas en el acero, tomate y la frontera que no ayudan y, no obstante, que estamos pasando una ley laboral que será una revolución profunda siguen existiendo voces que piden más y más y no está claro qué más… Quisiéramos apoyos más claros de todos ustedes y más fuertes para que ayudemos a todos a que esto pase porque es bueno para los tres países”, dijo.

El 11 de abril, la Cámara de Diputados en México aprobó en lo general la reforma laboral, una exigencia de Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, para votar el T-MEC.

En la reunión, el funcionario también comentó que el acuerdo impulsará la inversión, sin embargo, existen temas fuera de la negociación que no ayudarán a México y Estados Unidos.

“Yo veo esto como un acuerdo totalmente necesario para los tres países, es bueno para la inversión y para aspectos casi sociales como la corrupción y lo laboral…Nosotros hemos sido totalmente positivos, Estados Unidos también, la negociación ha sido magnífica, sin embargo, hay aspectos fuera de la negociación que nuestra estimación es que no ayudan ni siquiera dentro del Congreso estadounidense…”, indicó.

El gobierno estadounidense mantiene aranceles del 25% al acero y 10% para el aluminio a las importaciones provenientes de México y Canadá, lo cual ha sido rechazado por la administración mexicana.

TE RECOMENDAMOS: México rechaza aranceles de EU al acero y aluminio

Por su parte, Wilbur Ross, secretario de Comercio en Estados Unidos, destacó la importancia de ratificar el tratado comercial entre los tres países.

“Continuaremos trabajando de cerca con el Congreso y con todos ustedes para alcanzar un acuerdo con beneficios para las tres naciones, estamos optimistas”, indicó.

El T-MEC fue acordado el pasado 30 de septiembre de 2018 y firmado en noviembre, tras más de un año de negociaciones y presiones por parte del gobierno de Donald Trump para realizar cambios en sectores clave como el automotriz. Actualmente, se espera la ratificación del acuerdo por las partes legislativas.

PUEDES LEER:

Nancy Pelosi, la mujer que tiene en sus manos el T-MEC

 

Siguientes artículos

barril-petróleo-coberturas
Reservas probadas de petróleo y gas caen 6.9% en México
Por

Las reservas probadas corresponden a los recursos con al menos 90% de probabilidad de ser recuperados del subsuelo mexic...