Reuters.- Autoridades mexicanas retiraron a casi 100 migrantes que buscan asilo en Estados Unidos de un campamento en Ciudad Juárez, en la frontera con El Paso, Texas, según un testigo de Reuters, luego de que la policía estatal amenazó con separar a los padres de sus hijos.

El operativo en Ciudad Juárez, que ha recibido un número creciente de mexicanos que buscan pedir asilo en Estados Unidos, ocurrió el martes un día después de la noticia de que Washington podría deportar a Guatemala a solicitantes mexicanos.

Te puede interesar: No debemos demonizar a los migrantes: Embajador García de Alba

Las autoridades han tratado durante meses de trasladar a migrantes desde campamentos al aire libre a refugios que los protejan del frío. Los 93 mexicanos habían rechazado hasta ahora la oferta.

En un video grabado el lunes por la noche por una migrante, un hombre se identificó como parte de la policía estatal de Chihuahua y acusó a los migrantes -que han estado acampando cerca del cruce fronterizo durante meses- de descuidar a sus hijos.

Reuters vio el video pero no fue testigo de ese incidente.

En el video, el hombre ordenó a los migrantes que abandonaran el campamento el martes y que se mudaran a un refugio. Luego amenazó con separar a los padres de sus hijos.

“El día de mañana nuevamente vamos a estar aquí y en caso de que hagan caso omiso se les va a detener y sus mismos hijos van a ser trasladados al DIF (servicios familiares)”, dijo. “Ya el DIF sabrá dónde los va a dejar, si los deja aquí en Juárez o los llevan para otro estado, o lo que quieran hacer”.

Un portavoz de la fiscalía de Chihuahua confirmó que el hombre en el video era un agente de la procuraduría, pero negó que los migrantes estuvieran amenazados.

“En ningún momento los amenazó. Los previno, que fue diferente”, dijo el portavoz. “Esto es en base a cerca de 10 denuncias de parte del DIF que acudió a la fiscalía y dijo que estas personas estaban cometiendo el delito de omisión de cuidados”, agregó.

Te puede interesar: Guardia Nacional, ¿el escudo antimigrantes?

La migrante del estado mexicano de Guerrero, quien se negó a dar su nombre por razones de seguridad pero registró el incidente en su teléfono celular, dijo que llegaron dos agentes más de la policía estatal para apoyar al primer oficial.

La mujer y su esposo dijeron que habían estado esperando cuatro meses para cruzar a Estados Unidos para solicitar asilo, pero con solo unos pocos días antes de que llegara su turno para una audiencia, querían quedarse. La familia de cinco miembros finalmente se mudó a un refugio junto con los otros migrantes.

 

Siguientes artículos

Oro
El precio del oro sube en medio de la incertidumbre geopolítica
Por

El conflicto en Medio Oriente y las agresiones entre Irán y EU provocan que muchos países salga a comprar toneladas de o...