Las consecuencias de la propagación del coronavirus Covid-19 en México aún son inciertas , sobre todo si se toma en cuanta que desde hace una década en el país ya hay una seria epidemia de obesidad, sobrepeso y diabetes. 

Expertos y médicos enfocados en la nutrición advierten que la población mexicana podría ser más vulnerable a las consecuencias del contagio de este virus, debido a que entre los grupos con mayor vulnerabilidad se encuentran las personas con sobrepeso, diabetes e hipertensión. 

Hasta el momento, seis de los cinco casos de personas fallecidas por Covid-19 padecían sobrepeso o diabetes y una de ellas hipertensión, de acuerdo con información de autoridades sanitarias del país.

TAMBIÉN LEE: Mexicanos, con alta vulnerabilidad por pandemia de coronavirus, obesidad y diabetes

En ese sentido solicitaron al gobierno federal establecer políticas públicas serias para disminuir el consumo de bebidas y alimentos azucarados, así como alimentos ultraprocesados. 

Uno de las medidas más destacadas de la última década es la integración de etiquetados claros, advirtieron, sin embargo tanto la industria de este tipo de alimentos como grupos empresariales intentan esquivar estas medidas. 

“Si se retrasa la implementación del etiquetado de advertencia, la regulación de los alimentos en las escuelas y la publicidad de comida chatarra dirigida a la infancia, se estaría exponiendo a la población a un mayor riesgo en su salud actual y futura por el alto consumo de estos productos y su relación con las enfermedades que incrementan el riesgo de complicaciones y muerte por enfermedades contagiosas, como el COVID-19”, advirtió Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor.

Calvillo recordó que el pasado 17 de marzo, la Confederación de Cámaras Industriales de México (CONCAMIN) solicitó  al gobierno posponer tres años el etiquetado de advertencia por los efectos económicos que se proyectan ante esta pandemia. 

Durante una conferencia de prensa organizada por la Alianza por la Salud Alimentaria para advertir en torno a la vulnerabilidad de la población mexicana ante el Covid-19, Calvillo apuntó que la industria de los alimentos procesados y grupos empresariales anteponen sus intereses comerciales sobre los grandes problemas de salud.

En México 96 millones de personas padecen obesidad o sobrepeso y 8.6 diabetes; enfermedades relacionadas con los hábitos alimenticios de los mexicanos. 

El 24 de enero de 2020 los Comités Consultivos Nacional de Normalización de la Secretaría de Economía y el de Regulación y Fomento Sanitario de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) aprobaron la modificación a la Norma Oficial Mexicana sobre el etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas, NOM-051. 

Las modificaciones a la norma responden a las reformas la Ley General de Salud aprobadas en el Congreso mexicano en octubre de 2019, que implementa un sistema de etiquetado frontal que permite a los consumidores evaluar de forma sencilla si la cantidad de un nutrimento crítico es alta o baja.

En ese sentido, se establece que para los alimentos o bebidas no alcohólicas deberán incluir información nutrimental de fácil comprensión, veraz, directa, sencilla y visible.

Cabe destacar que este esquema de sellos de advertencia es similar al modelo establecido en Chile, que de acuerdo a el organismo Alianza por la Salud Alimentaria, logró reducir 14% la compra de cereales azucarados para el desayuno, 25% la compra de bebidas azucaradas y 17 % la de postres envasados, en un periodo de tres años.

Te puede interesar: ONGs acusan ‘distracción’ de empresas para frenar nuevo etiquetado de alimentos

 

Siguientes artículos

Mercado antiguo La Viga
El coronavirus también ‘enfermará’ a negocios de pescados y mariscos en Semana Santa
Por

Otro daño colateral del coronavirus son los negocios de pescados y mariscos, que reportan bajas en sus ventas previo a l...