La Alianza por la Salud Alimentaria, grupo de asociaciones civiles, organizaciones sociales y profesionistas preocupados por la epidemia de sobrepeso y obesidad en México, dijo que la Confederación Nacional de Cámaras Industriales (Concamin) está empleando una estrategia de distracción al solicitar la suspensión provisional del proceso de creación del NOM-051 de etiquetado de alimentos y bebidas, ya que esta obstaculizando el proceso de la implementación del nuevo etiquetado.

“Es contraponer sus derechos comerciales frente a la población mexicana a la salud y proteger los intereses particulares mediante un juicio. ¿Qué derecho vale más, el derecho a las empresas o a la salud?”, dijo Javier Zuñiga, coordinador del área legal del Poder de Consumidor, en conferencia de prensa en respuesta a la suspensión que le otorgaron a la asociación de industriales.

El pasado 26 de febrero, el Juzgado Séptimo de Distrito en Materia Administrativa otorgó a la CONCAMIN la suspensión provisional del proceso de creación de la NOM-051 de etiquetado de alimentos y bebidas,  de acuerdo con un comunicado publicado por el organismo este domingo.

 

Lee: Juez suspende provisionalmente norma de etiquetado para alimentos

Las empresas alegan que para la emisión de los nuevos lineamientos para el etiquetado no se tomaron en cuenta la evidencia científica, los estudios ni los compromisos internacionales. De ahí, que el sector empresarial se vio obligado a recurrir a las instancias legales para hacer valer el derecho a un proceso incluyente, transparente y con rigor jurídico.

“La oposición por parte de la industria ha estado desde antes de la aprobación, la norma ha sido reconocida por organismos nacionales e internacionales, entre ellas la Unicef, la FAO, la OMS y la Comisión Nacional de Derechos Humanos apoyan esta norma y felicitan al gobierno de México, así que vemos esta gran interferencia dese las cámaras industriales como la Concamin”, dijo Paulina Magaña, coordinadora de salud alimentaria en el Poder del Consumidor, asociación civil que protege al consumidor mexicano.

Magaña agregó que la Concamin participó de forma activa en las mesas de trabajo para la modificación de la norma y que se lograron consensos y puntos de acuerdo en las discusiones, pero que desde la aprobación de la NOM-051 el pasado 24 de enero ha estado en contra de esta modificación, argumentando ser el resultado de una rudeza innecesaria y que ahora intentan detener la publicación de la norma.

“Ellos sí estuvieron de acuerdo, la SE hizo un gran trabajo al buscar el consenso, de no ceder y mantener la opacidad en estos etiquetados, si es importante señalar que hubo firmas de los representantes (de la industria) en ese momento. La representación del sector empresarial representaban el 60% y era el sector que no estaba de acuerdo, quienes si estaban de acuerdo el académico, el de gobierno, la sociedad civil y las agencias internacionales, dentro de las mesas de trabajo tuvimos una participación muy heterogénea”, dijo Ana Larrañaga, coordinadora de la coalición Contrapeso.

De acuerdo con Larrañaga, estos argumentos los ha aplicado la industria desde las mesas de trabajo que se han platicado para discutir los lineamientos con escuelas desde 2010 o en el caso de la aplicación de los sellos de advertencia en Chile.

Este miércoles las secretarías de Economía y de Salud tendrán que definir si se da la suspensión definitiva, que implica que la norma no se podrá publicar hasta que se resuelva el amparo. En paralelo, el Poder Judicial aún tiene que resolver el amparo interpuesto por la Concamin el 10 de febrero.

Finalmente, Quetzalli Ramos, abogada experta en salud, aseguró que confían en que el Poder Judicial estudie a fondo el asunto y niegue la suspensión provisional otorgada con base al artículo 128 de la Ley de Amparo, ya que de lo contrario, “se estaría perjudicando el interés social que es a favor de la protección de los derechos de la mayoría de los mexicanas.

Lee también: Cofece considera restrictivo el nuevo etiquetado frontal de alimentos

Lo peligroso, añadió, sería que se otorgue la suspensión definitiva.

“En cuanto al amparo es una artilugio legal, nosotros no estamos hablando de una nueva NOM-051 estos intereses de las empresas encontraron seguramente una forma de interpretar a su favor y lo que hacen es que afectan la aplicación de la implementación del nuevo etiquetado, esta dentro de lo legal esta en las manos de la juez y que determine que este artilugio es o no valido”, puntualizó Ramos.

En octubre del año pasado, el Senado aprobó la nueva Ley de Etiquetado de Alimentos y en enero se aprobó la modificación de la Norma Oficial Mexicana NOM-051 –que propone incluir sellos u octágonos negros en las etiquetas de los alimentos altos en grasas, azúcares y sodios– con la finalidad de combatir el problema de sobrepeso y obesidad en México.

Por su parte, la Cofece emitió a finales de enero tres recomendaciones, entre ellas, que el consumidor pudiera contar con información, veraz, suficiente y clara que le permita diferenciar los productos distintos con etiquetas de advertencia similares.

 

Siguientes artículos

Apple impuestos
Apple pagará hasta 500 mdd para resolver demanda sobre iPhones más lentos
Por

La compañía buscaría cerrar un litigio que lo acusó de permitir que los iPhones más antiguos operaran más lentos a fin d...