Por Raciel Sosa*

La principal característica de un entorno cambiante es la incertidumbre. Y cuando hablamos hoy de contextos de cambio nos referimos fundamentalmente a los que han sido detonados por la tecnología y que han impactado en todos los órganos organizacionales de las compañías. Vemos cada vez más empresas que internamente se reestructuran, eliminando, en ocasiones, áreas completas de la compañía porque, sencillamente, ya no tienen sentido o, inclusive, negocios que dejan de existir.

No hay que percibir la incertidumbre como algo negativo, sino todo lo contrario; La incertidumbre es lo que verdaderamente desarrolla a los seres humanos; es decir, el ser humano frente a la incertidumbre saca lo mejor, saca la casta, la sabiduría, la creatividad, la innovación.

Pero ¿Por qué nos resistimos al cambio?

PUBLICIDAD
  • Porque nos aferramos a una creencia o una idea arraigada en nosotros. Una vez que te aferras a una creencia, te sientes seguro y estás en tu “área de confort” que te hace sentir protegido. Frente a ello, es importante que identifiques primeramente tu creencia, que, frecuentemente, funciona en ti de forma automática. Una vez identificada, tienes que actualizarla, cambiarla, replanteártela.
  • Porque, simplemente, no sabemos cómo cambiar. Lo que más cuesta en la vida desde el punto de vista de una competencia es desaprender para volver a aprender. Sientes que tienes que dar “pasos hacia atrás”, y eso duplica el esfuerzo. Trata de enfrentarte a tus propios demonios para borrar las creencias que te inculcaron en la vida como lo correcto y lo adecuado.

Actitudes frente al cambio. ¿Con cuál te identificas?

  • El que juega un rol de víctima
  • El que vive permanentemente enojado por el cambio y trata de boicotearlo conscientemente
  • El que no se percata del cambio y más bien lo ignora; lo que denota una actitud de negación frente al cambio.
  • Al que le llaman “El Mago”, ya que se transforma precisamente para adaptarse al cambio; hace un cambio personal para fluir en entornos de cambio.

Cómo navegar de manera eficiente y adecuada en entornos de cambio

  • Manejo apropiado de las emociones. La incertidumbre te altera emocionalmente, te enojas, te estresas, tienes miedo. En entornos cambiantes tienes que ser un Master emocionalmente hablando y la inteligencia emocional se vuelve un elemento esencial.
  • Cambio de paradigmas. El paradigma del error, por ejemplo, es uno de los que tienes que cambiar en entornos cambiantes, ya que el error en entornos estables se percibe como una deficiencia mientras que el error en entornos de cambio (puesto que nadie sabe el camino con claridad), se debe percibir como una oportunidad de encontrar una nueva alternativa de solución.
  • Visión de Explorador. Para un líder en particular se requiere de una visión de explorador más que de piloto. Un piloto cuenta con tres características: sabe dónde está, a dónde va y sabe cómo llegar allá … y un explorador no; Un explorador sabe dónde está, no tiene claro a dónde va, y tampoco sabe cómo llegar. En entornos cambiantes el líder es más un explorador y en este contexto entran en juego aspectos como la intuición, la experiencia, el aprender de otros, el dejarse guiar, es decir escuchar a tu equipo de trabajo, recibiendo retroalimentación bajo una visión holística de 360 grados para ver todos los puntos de vista.

Todo desarrollo implica cambio, generando una oportunidad de crecimiento.

*Director General de Leadex Solutions

 

Contacto:

Twitter: @Raciel Sosa

Facebook: Raciel Sosa MX

Página web: leadex.com.mx

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Tecnología para ahorrarle tiempo a tus clientes
Por

En un mundo cada día más acelerado todas las empresas estamos en el negocio de simplificar y mejorar la vida de nuestros...