La persistencia del precio del petróleo a la baja más allá de 2015 ejercerá presión en las finanzas de los estados y obligará a la reducción de gastos o al incremento de deuda, advierte Moody’s.

 

La calificadora Moody’s advirtió este lunes que las finanzas estatales empezarán a verse presionadas si la debilidad del precio del petróleo se prolonga más allá de 2015.

En su reporte Los estados mexicanos están protegidos de los bajos precios del petróleo en 2015 explica que la calidad crediticia de las entidades mexicanas no deberán tener efectos por los precios del petróleo pues existen coberturas para los ingresos petroleros, impuestos a combustibles y un fono de contigencia, sin embargo, en caso de que la debilidad de los precios se prolongue más allá de 2015, los estados sí resentirán un impacto en los ingresos.

PUBLICIDAD

“Las transferencias federales representan alrededor del 90% del total de los ingresosde los estados mexicanos. Únicamente las transferencias no etiquetadas (participaciones), que representan 30% de las transferencias totales, se encuentran vulnerables a la fluctuación del petróleo”, detalla.

Esto quiere decir que la fracción de los ingresos estatales que tiene un impacto directo por las fluctuaciones en precios del petróleo apenas alcanza una tercera parte del total de los ingresos. Sin embargo, el impacto puede presentarse si en 2016 el petróleo mantiene niveles bajos.

El primer impacto, explica, sería una caída potencial en las transferencias federales conforme el gobierno federal modifique los supuestos del precio del petróleo a la baja o sea incapaz de contratar coberturas para los precios del petróleo en niveles comparables a las coberturas vigentes en 2015.

“El precio del petróleo que sustenta el presupuesto federal está determinado parcialmente por la fórmula que se basa en que los precios spot y de futuros. Si los precios de mercado del petróleo continúan bajos en 2016, el precio del petróleo considerado en el presupuesto tendrá que ajustarse a la baja, provocando una reducción o desaceleración en ritmo de crecimiento de las transferencias del gobierno federal”, señala.

Moody’s explica que en un escenario extremo de agotamiento del Fondo de Estabilización en 2015, los estados mexicanos perderían un amortiguador adicional contra la caída de los precios del petróleo.

petro

 

 

Siguientes artículos

WikiLeaks critica a Google por dar correos a gobierno de EU
Por

En una carta enviada a Google, abogados que representan a WikiLeaks dijeron que quedaron “estupefactos y perturbad...