Por Esteban González Martínez*

La historia disruptiva en torno a la tecnología ha detonado una corriente de innovación que transforma constantemente y a gran velocidad la forma de hacer negocios. Los avances aparecen simultáneamente en diversos campos, debido a que la tecnología genera mayor confort, ventaja competitiva, costos de acceso bajos, y tiene un efecto multiplicador -de los recursos y el posible alcance- y globalizador, lo que permite llegar a lugares impensados, no limitados por el factor tradicional espacio/tiempo.

El reto -de mantenerse a la vanguardia tecnológica y aprovecharla para crecer- y los beneficios de las tecnologías emergentes no son exclusivos de las grandes empresas globales, sino que alcanzan a las pequeñas y medianas empresas, quienes deben considerar su estrategia digital como parte relevante de su estrategia de negocios.

“La nube” – concepto que se refiere a los servicios en red que ofrece internet; de servidores, computadores, cables interoceánicos, etc. -es un habilitador de muchas tecnologías a un bajo costo. Esta infraestructura conforma un momento muy interesante para las Pymes en términos de cómo utilizar esta catarata de aplicaciones y soluciones para innovar, crecer, ser más productivos y así contribuir al crecimiento económico del país.

PUBLICIDAD

¿Cómo aprovechan las Pymes las tecnologías actuales?

En términos generales, no hay una receta para una transformación digital exitosa. Por el grupo de tecnologías que existe, cada empresa debe tomar sus decisiones y delimitar su estrategia. Sin embargo, hay factores que definitivamente ayudan a los directivos en el proceso de adoptar la disrupción tecnológica como una forma de hacer negocios:

  • Nueva mentalidad para dar la bienvenida al cambio. El primer paso es reconocer el cambio y aprender, tanto de la oferta tecnológica como de las maneras en que tu operación podría beneficiarse de ella; tener una nueva mirada en la que integrar la tecnología, modificar las reglas e implementar constantemente nuevas formas de hacer las cosas sea algo normal, y no extraordinario, dentro de la operación del negocio.
  • Conocimiento del mercado y las herramientas: En PwC analizamos más de 150 tecnologías emergentes y su impacto y viabilidad a nivel comercial en los próximos años, e identificamos las ocho tecnologías que consideramos esenciales para generar valor. Éstas son: (i) Realidad virtual; (ii) Realidad aumentada; (iii) Blockchain; (iv) Drones; (v) Internet de las cosas; (vi) Impresión 3D; (vii) Robótica; (viii) Inteligencia artificial.
  • Casos de éxito y mejores prácticas. Hay que ser cuidadosos, pues cada empresa es diferente y por lo tanto sus necesidades y metas también lo son. Sin embargo, es posible tomar como referencia casos de éxito acotados a un contexto similar.

¿Por dónde empezar?

Si bien la oferta de tecnologías emergentes es vastísima y económicamente accesible, por dónde comenzar es crítico y puede resultar atemorizante, dada la velocidad del cambio y la realidad de que el tiempo es nuestro recurso más valioso. Para ello, resulta valioso construir a partir de las siguientes consideraciones:

  • Para ir más adelante es algo que se debe incentivar a nivel organizacional. La motivación de cada uno para identificar las tecnologías que existen y generar ideas sobre la manera en que éstas pueden generar un valor agregado, así como el intercambio de ideas con la meta común de innovar, son esenciales.
  • Conocimiento. ¿Qué información debo de tener o dónde la puedo encontrar? En este sentido hay que tener cuidado, pues no toda la información disponible en línea es válida. Sin embargo, hoy el acceso a expertos y a capacitación no es tan costoso como lo era antes. Siempre busquemos a los expertos.
  • Construye las habilidades para entregar. ¿Qué tiene que cambiar dentro de la organización para hacer uso de las nuevas herramientas? Muchas veces, se trata de modificaciones pequeñas en contraste con su gran valor agregado.
  • Imaginar para crear. Este es el momento de poner en acción la idea orientados a un resultado específico: como cambiar el producto o mejorar el servicio, disminuir los costos, aumentar la difusión, etc.
  • Priorizar con base en tus capacidades. Como todo proceso, la estrategia comienza por definir a dónde quiero llegar, considerando los recursos disponibles y haciendo uso de las herramientas ya adquiridas.

Para conocer más sobre los aspectos que implica la transformación digital, te invito a ver el Webinar “Transformación Digital: Oportunidades para las Pymes”, que trabajamos en el Comité de Tecnologías de la Información de American Chamber/Mexico.

* Socio de Technology Consulting en PwC México y Miembro del Comité de Tecnologías de la Información de American Chamber/Mexico

 

Contacto:

Twitter: @AmChamMexico

Instagram: @AmChamMexico

LinkedIn: American Chamber of Commerce of Mexico

Página web: amcham.org.mx

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Empleabilidad: aptitud tan escasa, tan necesaria
Por

¿Por qué no encontramos gente que quiera venir a ocupar un puesto de trabajo bien remunerado y con buenas condiciones la...