Esta elección tiene muchas aristas por las cuales se puede considerar única, especial y diferente, una de ellas es el hecho de que por primera vez se incluirán candidatos independientes para contender por la Presidencia de la República. Pero como toda primera vez, el proceso se volvió una pachanga: legislación nueva, muchas interpretaciones, problemas administrativos, quejas de la chiquillería, fraudes, denuncias, etc., etc. Entre una y otra cosa, el INE echó abajo las candidaturas de “El Bronco” y Ríos Piter, ambos candidatos independientes se fueron a la última instancia a pelear en tribunales la decisión del Instituto, la última noticia es que “El Bronco” ya pasa directo a la boleta electoral.

Tras el anuncio, inmediatamente se generaron las reacciones de los demás candidatos, quienes, desde la óptica política, no les parece beneficioso por aquello de que otro contrincante más complica la elección por varias razones: porque fragmenta el voto, aumenta los golpeteos, complica los debates. Es decir, tienen que cambiar la estrategia y en un momento dado se pueden juntar los enanos y afectar el rumbo de la elección, técnicamente la decisión del INE en favor de “El Bronco” pone hartas piedras en el camino, pero el sistema político la tiene que acatar. A esto hay que agregar que es casi seguro que, después de revisar su caso, también se incluya en la boleta electoral a Ríos Piter.

¿Qué es lo importante de esta decisión? Que los ciudadanos y los partidos políticos entendamos que hay instituciones y que en todo sistema democrático éstas son las que, con base en la ley, deben administrar la justicia. El INE es una institución que opera administrativamente la Ley Electoral y si en algún momento dado, debido a un tema de interpretación o error de procedimiento, tomó una decisión cuestionable, justo para eso está el contrapeso, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que administra la Ley y emite sentencias que corrigen ese tipo de decisiones. Así funcionan las instituciones en una democracia, más allá de las simpatías políticas o individuales que pueda generar en la población.

Ante esta primera vez que se emite una decisión de este tipo, es importante precisar que los candidatos, los políticos, los partidos políticos y la sociedad, entendamos en conjunto el peso y la dimensión institucional de las decisiones del Tribunal. Hoy es restituir un derecho para que “El Bronco” se inscriba en la boleta electoral, mañana, en julio, es posible que la misma institución defina quién será presidente de la República, y a nosotros nos toca aceptar sus decisiones, porque así lo dice la Ley y así deben de funcionar las instituciones en una democracia moderna.

PUBLICIDAD

Esperemos que el tema no se politice y no empiecen los partidos o candidatos a desprestigiar al Tribunal con el fin de deteriorar su reputación, previendo un posible conflicto electoral.

Por lo demás, damos la bienvenida a “El Bronco” al circo electoral del 2018.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @Marcovherrera

YouTube: El Marco del Poder

Google+: Marco V. Herrera Berenguer

Blog: El Marco del Poder

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Qué hacer cuando tus cliente son hostiles?
Por

El cliente, a través de una adecuada gestión de ventas, debe descubrir la conveniencia que se le proporciona. El vendedo...