Estados Unidos, destina alrededor de 57% de su presupuesto público a la fabricación de armas, sistemas armamentistas y su ejercito, frente a un presupuesto cercano a 3% para la educación y este hecho es uno de los principales obstáculos para promover la paz mundial, advirtió Jody Williams, activista por los derechos humanos. 

“Cómo podemos seguir avanzando en construir el bien común si se sigue gastando está cantidad de dinero en armas y no sólo en mi país (Estados Unidos) sino en otras naciones como Rusia, China, India, etcétera”, apuntó la ganadora del premio Nobel de la Paz en 1997 durante su participación en el panel Deja tu Huella por el Desarrollo Social y Económico durante la Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz 2019. 

La integración de un esquema socioeconómico que trate de borrar la desigualdad “aberrante en el mundo”, es una medida principal para enfocarse en un proceso de paz, señaló la laureada. 

Te puede interesar: Protestas sí abonan a lucha vs. cambio climático, coinciden premios Nobel

“El comunismo no funcionó, pero el capitalismo tampoco está haciendo lo correcto. Como todos sabemos, que mi país, que es bastante odioso, la disparidad entre los que tienen cantidades grotescas de dinero y el trabajador promedio que sigue ganando el salario mínimo estamos hablando siete dólares con 25 centavos la hora. Me avasalla poder entender de Norteamérica que alguien puede vivir con siete dólares y 25 centavos la hora”, afirmó. 

Juan Manuel Santos, expresidente de Colombia quién, galardonado con el Nobel de la Paz en 2016, coincidió con este enfoque y agregó que el desarrollo económico y social es una de las condiciones necesarias para la paz a nivel mundial. 

De acuerdo con Santos, cuando se decidió impulsar el proceso de paz en su país en 2012, lo primero que se plantearon las autoridades colombianas fue integrar políticas públicas para “aclimatar la paz” e inevitablemente disminuir la pobreza y desigualdad era una de ellas. 

“Una persona, una familia, una comunidad que vive con hambre, que no tiene derecho a servicios básicos, es el caldo de cultivo para la violencia, para el odio, la envidia y para romper los cánones de la paz”, señaló el ex mandatario en este mismo diálogo. 

Recordó que además de pasar por un proceso largo de censo y evaluación de la pobreza en el país, se determinó destinar más recursos públicos a la educación que incluso a tareas de seguridad. 

“Inclusive cuando estábamos por la mitad de la guerra porque era una decisión que sabíamos que no iba a tener créditos políticos en el largo plazo porque la educación se demora en el retorno pero que era absolutamente necesaria, convertimos el acceso a la salud en un derecho fundamental de cada colombiano”, aseguró. 

Lee también: Retorno de guerrilleros a las FARC no es una catástrofe: Santos 

 

Siguientes artículos

Reconstrucción de casas tras sismos de 2017 terminará hasta dentro de 2 años
Por

La reconstrucción de viviendas dañadas está tomando más tiempo porque a cada una de ellas debe llegar un arquitecto o in...