Cuando el público quiere ver sangre “hay que darle un poco”, pero se debe defender el financiamiento público a los partidos, ya que es un principio básico de la democracia, explicó Nicolás Loza Otero, doctor por el Colegio de México, respecto a la propuesta de recortar a la mitad el dinero que reciben los partidos del gobierno.

Ante la perspectiva de un sistema electoral muy caro, con partidos muy abusivos, habría que abaratarlo, indicó el experto, luego de que se integró en la Cámara de Diputados un grupo de trabajo para discutir propuestas para una reforma electoral, donde se incluye la de Morena, reducir a la mitad del financiamiento público a partidos políticos.

Senadores quieren disminuir en un 50% financiamiento a partidos

Los partidos de oposición deben de defender que estos institutos políticos reciban dinero federal, de tal forma que expliquen que no es un privilegio, sino un fundamento elemental que vela por las minorías, para que éstas se puedan convertir en mayorías.

Hoy en día el sistema se compone por dos tipos de financiamiento, el nacional y el local, por ende los partidos políticos reciben dinero de manera proporcional del resultado de la elecciones federales y estatales, comentó el coautor del libro “Instituciones electorales, opinión pública y poderes políticos locales en México”.

Abundó que la mayoría de las veces, los comités nacionales de los partidos absorben el financiamiento local y federal, por lo tanto, en caso de que todo se entregue “en una sola bolsa, sería bueno que venga con la obligación de financiamiento a los estados”.

Dinero público, de interés público

Sin embargo, “los recursos locales se incrementaron mucho, porque se empató su fórmula de asignación” con la federal, o sea multiplicar el 0.65% del salario mínimo de la suma por la cantidad de ciudadanos que hay en el padrón electoral, retomó Pamela San Martín, consejera del Instituto Nacional Electoral (INE).

TAMBIÉN LEE: La Reforma Electoral y la revocación de mandato

Dijo que sin duda se tiene que analizar este incremento para generar una asignación más razonable, considerando que estos organismos políticos reciben recursos a nivel nacional, aunque enfatizó en la necesidad de examinar cuánto debe ser la reducción para que se garantice la pluralidad política, así como elecciones con equidad.

“Entiendo y sé que hay un agravio por parte de la ciudadanía del monto tan alto que reciben los partidos”, pero se debe discutir la manera en que los estos institutos reciben dinero, porque “entiendo que quien financie con recursos privados a un partido político, va a tener un interés” al hacerlo, sentenció.

La consejera se declaró partidaria del financiamiento público porque quiere que sobresalga el interés público, aunque aseveró que lo que se podría mejorar es el funcionamiento de los partidos políticos.

“Por ejemplo, en el tema de la democracia en la vida interna de los partidos políticos. Hay pocos mecanismos democráticos al interior de los mismos, ya sea para la elección de dirigentes o candidatos”, puntualizó.

Subrayó que es poca la participación de la ciudadanía o de la militancia dentro de una contienda al interior de un partido, lo cual provoca un desapego de este sector.

Sí sólo se contempla la reducción de prerrogativas, “puede tener efectos negativos muy indeseables, que pueden afectar la vida democrática más que fortalecerla” y lo que se desea es lo contrario, apuntó, por ello es importante colocar a los partidos en el interés público con financiamiento de este tipo, además de hacerles ver sus derechos y obligaciones, las cuales debemos de exigirles.

Los partidos son ideologías, no dinero

Ante esto, Sergio Gutiérrez Luna, diputado por Morena que coordina el grupo de trabajo que analiza las propuestas de la posible reforma electoral, apuesta por esta reducción al 50% tanto en el ámbito local como federal, aunque aclaró que la eliminación del subsidio regional podría afectar la pluralidad democrática, por ello su propuesta inicial.

A pesar de que aceptó que la reducción local podría generar algunos problemas, como limitar la participación ciudadana, dijo que se tiene que llegar a un tema de equidad, además de sustentar “a la política más que en dinero, en propuestas y liderazgos. Morena es un ejemplo de esto”.

“Morena es un partido que con muy poco dinero ganó las elecciones y lo hizo de manera contundente, porque implicó una propuesta y esperanza a la ciudadanía, por que tenía un liderazgo que construyó durante muchos años López Obrador”, aseguró.

Subrayó que “en otras elecciones hay cantidades impresionantes de dinero y no gana el candidato”, por ello buscan un punto medio, “proponemos reducirlo a la mitad en lo local y federal, no quitarlo, porque tenemos que cuidar que no haya financiamiento ilícito”.

LEE TAMBIÉN: Muñoz Ledo propone desaparecer poderes en BC tras ampliación de mandato 

 

Siguientes artículos

Exfuncionario de Duarte es declarado culpable del desvío de 2.4 mdp
Por

Las autoridades señalaron que se acreditó la coautoría de Enrique Tarín en el desvío de dicha cantidad; por este caso ya...