El informe de los logros y avances de la llamada “cuarta transformación”, que presentó el presidente Andrés Manuel López Obrador, el pasado 1 de julio, vuelve impostergable el análisis del futuro de nuestra nación.

Luego de celebrarse las elecciones más grandes en la historia moderna, los políticos continuamos asimilando los resultados. Se han hecho sendos análisis y escuchado diversas opiniones que tratan de interpretar lo ocurrido.

Mientras el análisis de varios líderes políticos, de todos los partidos, se perdió en el limbo del señalamiento a terceros y de la culpa ajena, pierden de vista la respuesta correcta que es el deseo de la sociedad de ver resultados que, como ocurre en muchos problemas de elevada complejidad, está a la vista y frente a nosotros todo el tiempo.

La percepción de falta de resultados fue el común denominador en la decisión de que Morena ganara 12 de las 15 gubernaturas (si contamos a San Luis Potosí que ganó su aliado el Partido Verde), y que perdiera la mitad de las alcaldías de la Ciudad de México, que ganó en 2018.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Mientras algunos aspirantes políticos se enfocaron en obtener “likes” y “followers” por medio de acciones frívolas, triviales y superficiales, la ciudadanía nos dio una lección al repudiar el voto a candidatos provenientes de la farándula quienes, a pesar de tener en muchos casos el talento de entretener, no necesariamente convencieron con sus propuestas para transformar la penosa realidad que viven millones de mexicanos.

A nivel macro hay mucho por hacer como mantener a la baja el nivel de contagios y fallecimientos por coronavirus; continuar con el ritmo de vacunación; seguir con la generación de empleos que se perdieron a causa de la pandemia.

Además, detener el alza inflacionaria que se ubicó en 6.02% en la primera quincena de junio, su mayor nivel desde abril, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), y mantener vivas a las pequeñas y medianas empresas (Pymes) que son la columna vertebral de la economía, pues generan el 70% del empleo formal en el país.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

El reto es mayúsculo porque tenemos que mejorar urgentemente la calidad de vida de las personas para que perciban el bienestar en sus hogares y que sea evidente en sus mesas. Si no podemos hacerlo habremos fallado como políticos y habremos traicionado su confianza.

La calumnia que se hace a nuestro pueblo de ser paternalista por una cuestión histórica y por culpa de la colonia española, también ha sido desmentida. Los resultados de la elección son muestra del deseo ciudadano de consolidar instituciones justas, alejadas de grupos de interés mezquinos, que pretenden proteger los privilegios de unos cuántos.

Los políticos debemos consolidar y fortalecer las instituciones públicas, las cuales no son producto de la generación espontánea, y que no florecen por el simple paso del tiempo, sino que fueron producto de grandes mentes, personas ejemplares cuyos años se extienden en sus obras por generaciones.

Suscríbete a Forbes México

Israel Zamora, Senador de la República*

Twitter: @IsraelZamora_

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

“Voyager Station”, el primer hotel espacial de lujo
Por

El primer hotel espacial estará listo para recibir a más de 200 huéspedes en 2027.