El nuevo rey de la bolsa en Europa es el grupo Louis Vuitton Moet Henessy LVMH. El grupo francés, número uno de los grupos del sector lujo agrupa mas de setenta marcas de prestigio en el ámbito de la moda, los vinos, la joyería, la distribución y los hoteles. La española Loewe junto con Louis Vuitton, Dior, Givenchy, Celine, Kenzo, Fendi, Guerlain, Marc Jacobs, Chaumet, Thomas Pink, Tiffany & Co o Bulgari forman parte de su portafolio de marcas de moda y joyería. Bon Marche y Sephora son sus apuestas en distribución y los prestigiosos Cheval Blanc o el grupo Belmond adquirido en 2018 sus marcas de hospitalidad.

El presidente de LVMH es el archiconocido Bernard Arnault desde 1990. El grupo LVMH fue iniciado en 1987 por Alain Chevalier, presidente de Moet Henessy y por Henry Racamier, en ese momento presidente de Louis Vuitton, que decidieron la unión de sus grupos respectivos. El impulso decisivo fue dado por Arnault. Desde su creación el grupo ha ido creciendo con la adquisición de marcas, aprovechando las sinergias que se creaban por estar bajo el mismo paraguas. La única excepción ha sido Cristian Lacroix propiedad directa de Arnault y que decidió vender en el 2005. Las ultimas adquisiciones del grupo incluyen la italiana Loro Piana en 2013, la alemana Rimowa en 2016 y la americana Tiffany en 2019.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Desde marzo 2020, el grupo que cotiza en la bolsa de París ha subido de 311 euros por acción a 663 euros por acción. Se ha convertido en el valor europeo de mayor capitalización: 335,110 millones de euros. Para ponerlo en perspectiva es más del triple que el gigante de la moda Inditex que es la de mayor capitalización en la bolsa española o mas de la mitad de la capitalización total de las 35 empresas del Ibex.

Los analistas anticipan que LVMH alcanzará mayores valoraciones en 2022. Se suma al crecimiento inorgánico resultado de mas adquisiciones, el crecimiento orgánico resultado del repunte de ventas que se producirá cuando los consumidores del lujo vuelvan a comprar una vez superada la pandemia.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

Y no solo en LVMH van de compras. Richmont, acaba de completar la adquisición de la belga Delvaux fundada en 1829. Esta compra sigue a la reciente adquisición de Buccelatti por la holding. Empresas pequeñas que son consideradas por algunos analistas como distracciones por lo reducido de su tamaño en relación con el grupo. Kering también va de “shopping”, pero con un enfoque en mejorar su circularidad. Junto con y la firma de inversión estadounidense Tiger Global Management han liderado una nueva ronda de financiación la francesa Vestiaire Collective, líder del mercado de segunda mano de lujo que se ha convertido así en un unicornio.Los italianos Prada y Zegna invierten también. En su caso el enfoque es adquirir proveedores. Conjuntamente han comprado a la empresa especializada en producción de cashmere, Filati Biagioli Modesto.

Después de un año 2018 en que las adquisiciones aumentaron un 22% en el sector del lujo según el informe “Global Fashion and Luxury Private Equity and Investors Survey 2019” publicado por Deloitte, el 2021 ha recuperado la actividad y el 2022 promete dinamismo. Una vez mas constatamos que en este sector las crisis sirven para dar impulso y llevan a mayor concentración. Los grandes se hacen mas grandes al adquirir a los pequeños que no pueden sobrevivir aislados.

Suscríbete a Forbes México

Contacto:

Maria Eugenia Girón es profesora de IE UNIVERSITY*

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

corrupción
¿Existe una estrategia anticorrupción en la 4T?
Por

La corrupción ha sido no únicamente uno de los grandes males, sino también de los elementos que han beneficiado directa...