Las perspectivas sobre las acereras mexicanas han mejorado gracias a la reforma energética, además   de que esto las ha posicionado mejor que a las brasileñas.

 

Reuters

MÉXICO /RÍO DE JANEIRO- México es el mercado preferido de América Latina para los inversores en acereras, porque una reforma energética y su exposición a una recuperación de Estados Unidos le han ayudado a brillar más que su rival Brasil, donde la recesión se ha afianzado.

PUBLICIDAD

Mientras los ejecutivos del acero en Brasil, la mayor economía de América Latina, están pidiendo medidas favorables al mercado, México ha sacado adelante un gran cambio para el sector de la energía y otras reformas que se espera que atraigan miles de millones de dólares en nuevas inversiones.

La demanda por acero, que se usa tanto para fabricar autos como para construir rascacielos, es un barómetro de la fortaleza económica y, especialmente, de las manufacturas.

Las siderúrgicas Altos Hornos de México y Ternium están en una buena posición para aprovechar las mejores perspectivas de crecimiento en México, mientras que a Gerdau SA se le considera la mejor apuesta en Brasil por su sólida presencia en Estados Unidos.

La cámara del acero de México, CANACERO, pronostica que la producción en el 2014 subirá un 7% a 19.4 millones de toneladas. En contraste, en Brasil la producción caerá un 2.5% este año, de acuerdo con el grupo sectorial Instituto Aco Brasil.

CANACERO estima que la producción de acero subirá otro 1.5% en el 2015.

Expertos sectoriales en México dijeron que el aumento de la producción este año refleja una recuperación a los niveles previos a la crisis financiera, y que no se espera que los nuevos proyectos petroleros por la reforma comiencen hasta después del 2015.

El ministro de Energía mexicano ha dicho que una licitación, que permitirá por primera vez en décadas que grandes petroleras privadas puedan operar campos en México, no se realizará hasta el segundo o tercer trimestre del próximo año, a lo que seguirán significativas compras de acero.

Aco Brasil no ha ofrecido una guía para la producción de acero en el 2015 y sólo ha mencionado que el primer semestre será particularmente “desafiante”.

Si bien Brasil produjo unas 34.2 millones de toneladas de acero en el 2013, mucho más que México, las cifras de la Asociación Mundial del Acero muestran que las tasas de crecimiento de la producción en México en la última década han sobrepasado a las de Brasil en más de un cuarto.

La producción industrial en México ha seguido una tendencia al alza este año, mientras que en Brasil ha caído por la debilidad de la economía.

El año pasado había expectativas de que el acero brasileño pasaría la página apoyado en la demanda asociada a los trabajos finales para el Mundial de Fútbol y medidas del Gobierno en favor del sector automotor.

Sin embargo, las cosas han ido cuesta abajo desde entonces. Las ventas de automóviles en Brasil están a punto de anotar su mayor caída en más de una década por la contracción económica.

En México, está previsto que la inversión en el sector del acero suba en otros 3.000 millones de dólares para el 2016, principalmente por un alza de la producción de automóviles que se ha más que duplicado en los últimos cinco años.

 

 

 

Siguientes artículos

Inversionistas tienen listos 4 bdp para invertir en la BMV
Por

La firma EY estimó que los inversionistas interesados deben conocer a fondo los beneficios de la BMV, y también recomend...