Reuters.- Las conversaciones entre Estados Unidos y Rusia sobre la crisis en Venezuela fueron positivas y sustanciales, pero las partes aún difieren sobre la legitimidad del presidente Nicolás Maduro, dijo el martes el representante especial de Estados Unidos, Elliott Abrams.

“No, no llegamos a un acuerdo, pero creo que las conversaciones fueron positivas en el sentido de que ambas partes salieron con una mejor comprensión de las opiniones de la otra”, dijo Abrams, quien agregó que ambas partes se mostraron de acuerdo sobre la profundidad de la crisis.

“Fueron útiles, fueron sustantivas, fueron serias. Estuvimos muy de acuerdo con la profundidad de la crisis en Venezuela. Estamos muy preocupados por la naturaleza y la gravedad de la crisis humanitaria”, señaló.

Ahora lee: Estas son las cinco marcas de smartphones que más compran los mexicanos

Estados Unidos y muchos otros países occidentales respaldan al líder opositor Juan Guaidó, quien invocó la Constitución en enero para declararse presidente interino.

Rusia dice que Maduro sigue siendo el único líder legítimo del país. “Quién tiene el título de presidente” todavía es un punto de discusión, dijo Abrams.

Por su parte, el vicecanciller ruso Sergei Ryabkov dijo que las conversaciones fueron difíciles pero francas, según lo citó la agencia de noticias RIA, que además sostuvo que Rusia advirtió a Estados Unidos respecto a que no intervenga militarmente en Venezuela.

 

Siguientes artículos

Rusia desplegará bombarderos nucleares en Crimea
Por

Esto en respuesta al despliegue del sistema de misiles de Estados Unidos en Rumanía.