El ministro de finanzas de Holanda indicó que esta decisión tendrá pocas consecuencias para el costo de financiación de la deuda; la nota de España pasó de negativa a estable, luego de que reportara un crecimiento del 0.1% en el tercer trimestre.

 

Reuters

AMSTERDAM/MADRID  – Standard & Poor’s recortó la calificación de Holanda desde “AAA” a “AA+” y recompensó a España por las reformas de sus finanzas públicas al mejorar su perspectiva a estable.

PUBLICIDAD

La determinación de la agencia de calificación crediticia reduce a sólo a tres los países de la zona euro que tienen nota AAA: Alemania, Finlandia y Luxemburgo.

La agencia mejoró también su perspectiva de la deuda española de negativa a estable y elevó la nota del rescatado Chipre, destacando las diferencias dentro del bloque monetario.

El fiscalmente conservador Gobierno holandés ha sido durante mucho tiempo un aliado de Alemania en la adopción de una línea dura para los países de la zona euro que presenten grandes déficits presupuestarios.

El ministro de Finanzas Jeroen Dijsselbloem dijo estar decepcionado por la decisión de S&P, pero aseguró que tendrá pocas consecuencias para el costo de financiación de la deuda de Holanda.

“Holanda está en lo más alto del mundo cuando se trata de autofinanciarse. Pagamos tasas de interés muy bajas y hay muy pocos países que tienen una calificación más alta que la que tenemos”, dijo Dijsselbloem a RTL TV.

S&P dijo que la decisión sobre Holanda se ​​debió a un empeoramiento de las perspectivas de crecimiento.

“La tasa de crecimiento del PIB real per cápita tiene una tendencia persistentemente inferior a la de sus pares con niveles similares de desarrollo económico”, dijo S&P en un comunicado.

La crisis en Italia y España se ha moderado en los últimos seis meses, pero Europa todavía sigue luchando por lograr el crecimiento económico necesario para reducir el desempleo y abordar las cargas de deuda que en algunos países están por encima del 100 por ciento de la producción nacional anual.

S&P prevé que la economía holandesa se ​​contraiga un 1.2% en el 2013, antes de crecer un 0.5% el próximo año y acelerarse gradualmente a 1.5% en el 2016.

Las agencias Moody’s y Fitch, rivales de S&P, aún califican a Holanda con una triple A.

 

Avances

En contraparte, España, cuyas calificaciones cayeron en picada en los últimos dos años en su lucha por rescatar a bancos y gobiernos regionales con problemas de liquidez, revisó recientemente al alza su pronóstico de crecimiento para el 2014 a un 0.7% desde un 0.5% anterior.

S&P es la segunda de las tres principales agencias de calificación de crédito que eleva sus previsiones para España en menos de un mes, después de que Fitch también la cambió a estable de negativa a principios de noviembre.

“Otros indicadores financieros se están estabilizando, en nuestra opinión, debido a las reformas presupuestarias y estructurales, junto con las políticas de apoyo de la zona euro”, dijo la agencia.

Gracias a duras reformas económicas, España ha recuperado parte de la competitividad perdida durante el auge inmobiliario de hace una década. Sus exportaciones están aumentando y se espera que su capacidad neta de financiación frente al resto del mundo pase a positivo por primera vez en décadas.

S&P, en tanto, elevó su calificación para Chipre a B- desde CCC+, diciendo que los riesgos inmediatos para el reembolso de la deuda de la isla parecen haber retrocedido.

 

Siguientes artículos

Sector construcción cae en septiembre
Por

El valor de producción de las empresas del sector bajó por séptimo mes consecutivo, en especial en los ramos de edificac...