En un primer acercamiento, el banco español inició operaciones en el país como Sofom y prevé colocar 26,000 millones de pesos en créditos, principalmente en el sector energético. Sin embargo, la segunda fase en su plan consiste en una institución con licencia de banca múltiple, que atenderá al segmento de clase media y altos ingresos.

 

 

 

Aún antes de contar con la licencia para operar como Sociedad Financiera de Objeto Múltiple (Sofom), Sabadell Capital ya había pactado créditos por 129 millones de dólares en Miami para proyectos de energía en México, dos en materia eólica y uno petrolero. Ahora, con la licencia para operar y dar créditos en pesos, Sabadell Capital espera colocar 26,000 millones de pesos en créditos a empresas del sector energético, inmobiliario, industrial, turístico y de exportación.

En reunión con medios, Jaime Guardiola, consejero delegado de Banco Sabadell, explicó que la institución ya trabaja en los trámites para una licencia de banca múltiple que les permita no sólo otorgar créditos sino crear una base firme de depósitos.

Para la operación de la Sofom en México, la firma española ha invertido alrededor de 40 millones de euros,  no es un monto considerable si se considera que desde 2008 ha invertido 939,000 millones de dólares en la adquisición de otros bancos para la entrada a mercados estratégicos, como Estados Unidos.

“España es un mercado maduro con crecimiento bajo, en general las instituciones financieras buscan operar en otros mercados con mayor potencial, en México, incluso antes de las reformas ha habido una gran oportunidad en términos bancarios porque la penetración financiera es baja”, explica el ejecutivo.

 

Listos para competir

La estrategia de Sabadell como banco estará enfocada en la población de clase media e ingresos altos, pues buscarán ingresar al mercado con una oferta de productos que operen desde plataformas móviles a través de Internet.

“Buscamos llegar a profesionistas de la era digital, que están familiarizados con banca electrónica y operaciones online. Esto permitirá que el diseño del banco no tenga que soportar estructuras de operación grandes”.

La institución prevé que entre 2019 y 2020 haya seis millones de familias con renta medio-alta. Los objetivos como banca empresarial están orientados a ganar participación, de tal modo que podría ostentar el 5% de la participación en banca corporativa y 2% en banca empresarial (para pequeñas y medianas empresas).

 

Barreras de entrada y reformas

Cuestionado sobre si las reformas estructurales emprendidas en México habían sido un detonante en la decisión de iniciar operaciones en México, Jaime Guardiola, consejero delegado de Banco Sabadell, explica que han ayudado, pero no son el motivo principal, asimismo, señala que la desaceleración y los ajustes en las previsiones de crecimiento no son motivo de preocupación.

“El país será foco de crecimiento e inversiones, los datos ahora son coyunturales. Las reformas han dado proyección a México, pero no son determinantes para la llegada  de Sabadell”.

Entre los retos para la competencia entre bancos, el ejecutivo destaca el cumplimiento de las nuevas disposiciones regulatorias, pues afirma que cuando en un mercado los costos de acatar la regulación son altos constituyen una barrera de entrada para los nuevos competidores.

 

Siguientes artículos

Dow Jones supera los 17,000; Nasdaq, su mejor nivel desde el 2000
Por

 El tecnológico Nasdaq subió un 0.63 %, consiguiendo las 4,485.92 unidades, su mejor cifra desde los tiempos del “...