El éxito de la marca es impresionante, pero resulta aún más importante si se considera que mantiene contentos tanto a sus consumidores de gama baja como a los de gama alta. ¿Cómo lo hace?

 

Por Katheryn Thayer

 

PUBLICIDAD

No es fácil irrumpir en la lista de marcas más valiosas del mundo de Forbes. En la lista de este año, gigantes de la tecnología como Apple, Microsoft, IBM y Google mantienen sus posiciones ganadoras desde 2012, pero Samsung hizo una nueva aparición notable en el top ten. La marca coreana incrementó su valor en un 53% este año y, con 181,000 millones de dólares en ingresos, está superando en ventas incluso a Apple. El valor total de la marca sigue siendo menos de un tercio de la de Apple, pero las principales empresas de tecnología harían bien en mirar lo que está impulsado de forma casi fantástica el crecimiento de Samsung este año. En pocas palabras: hacer que los teléfonos inteligentes sean accesibles en una escala global.

En el primer trimestre de 2013, la utilidad neta de Samsung fue la mitad del de Apple. Para el tercer trimestre, los ingresos netos de Samsung llegaron a 7,600 millones de dólares, eclipsando los ingresos netos de Apple por segundo trimestre consecutivo y convirtiéndose en el mayor vendedor de smartphones a nivel mundial. Los analistas esperan que Samsung venda un total de 290 millones de teléfonos inteligentes en 2013 y al menos 360 millones de teléfonos inteligentes en 2014.

Samsung apuesta a sus fortalezas. En lugar de dirigirse a la esquina más alta del mercado, este fabricante de teléfonos inteligentes está produciendo dispositivos que sean accesibles y atractivos para los consumidores en los mercados emergentes. Samsung ya era el mayor proveedor de teléfonos inteligentes de China en 2012, pero movió el doble en 2013, aumentando su participación de mercado de 14% a 21% en sólo un año. Se apoderó con éxito del mercado dejado por el iPhone 5c de Apple, que cuesta más de 700 dólares en China.

Más impresionante aún, Samsung continúa vendiendo smartphones accesibles básicos mientras mantiene el entusiasmo de los consumidores en sus productos de gama alta. El Samsung Galaxy Golden superó las expectativas de ventas en la India, donde la compañía descubrió que los productos con acabados dorados se consideran premium. El reloj Gear Galaxy de Samsung, que sincronizar las actualizaciones de teléfonos inteligentes y cuesta 300 dólares, se encuentra en la lista de las cosas favoritas de Oprah, justo a tiempo para la temporada navideña.

 

Siguientes artículos

Twitter fija en 26 dólares precio de acciones para OPI
Por

La red social de micromensajería colocaría 70 millones de acciones a un valor de 26 dólares por título, por sobre el esp...