Aunque Donald Trump continúa advirtiendo con que Estados Unidos saldrá del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), para ejecutivos y economistas del banco canadiense Scotiabank consideran que sólo son amenazas que el mandatario no hará realidad.

“Somos muy optimistas y creemos que va a haber un acuerdo. Hay un compromiso de los tres países que entienden la necesidad de modernizar el tratado. Incluso los republicanos quieren mantener e incluso mejorar el acuerdo”, comentó en conferencia de prensa Jean Francois Perrault, jefe economista de Scotiabank.

La visión de los ejecutivos de la institución de que Estados Unidos no saldrá del TLCAN se fortalece cuando los principales socios comerciales a nivel mundial son México y Canadá, respectivamente.

Eduardo Suárez, vicepresidente de Análisis Económico para América Latina de Scotiabank, también consideró extremadamente difícil que Estados Unidos salga del TLCAN.

PUBLICIDAD

“En el caso de que Estados Unidos salga del Tratado, a México y Canadá les conviene continuar con las relaciones comerciales”, destacó Eduardo Suárez.

Lee también: Moody’s ve más riesgos en elecciones que en la renegociación de TLCAN

La renegociación del TLCAN, además, traerá temas que podrían ayudar aún más a los tres países participantes del acuerdo comercial, coincidieron. En primer lugar, lo que encontraron los ejecutivos de Scotiabank es que las tres naciones están preocupadas por la corrupción.

 

“Los tres países han puesto como prioridad el combate a la corrupción y la impunidad”, dijo Suárez.

Otro punto importante que ven los ejecutivos del banco es el fortalecimiento de mecanismos de protección para atraer más inversionistas.

“Esa es un área que los tres países tienen como prioridad y que nosotros vemos con potencial para mejorar. Un ejemplo de eso es que las empresas integradas a las cadenas de productividad mundiales en el país crecieron 6% en promedio anual desde que se firmó el TLCAN. Al no estar en las cadenas productivas se puede car más en la informalidad”, añadió Suárez.

En ese sentido, los directivos aseguraron que la eventual versión del TLCAN puede ayudar a los tres países en cuatro puntos específicos, los cuales forman parte de los temas a dialogar.

  1. Fortalecimiento de las normas laborales. En cuanto las empresas se empiezan a alejar más de las cadenas de productividad mundiales, empieza a existir más informalidad y se vuelve más difícil el acceso a financiamiento. El TLCAN puede ayudar a fortalecer las normas laborales para atacar la economía informal.
  2. Combate a la corrupción y mejora de la aplicación de la ley. Es más caro el financiamiento para una persona que está en el sector informal porque hay más riesgo. Si se reduce el riesgo jurídico, el acceso al financiamiento debe mejorar y eso ayuda a que la parte más rezagada del país prospere más.
  3. Fácil cruce de las fronteras. En estos momentos es un gran problema cruzar la frontera y para una empresa pequeña es un costo muy alto,  además le cuesta más trabajo meterse a las cadenas de producción mundiales. Si se vuelve más barato comerciar y exportar, las empresas pequeñas gradualmente crecerán más y serán más productivas.
  4. Crecimiento del sector energético. El potencial para que se optimicen los resultados del sector energético en México, al integrarse con sus socios norteamericanos, es muy alto. En el país ha habido una cantidad fuerte de inversiones es en este sector; por ejemplo, la inversión comprometida en el sector de petróleo y gas es de más de 57,000 millones de dólares (mdd). Si se le suma la inversión en refinación, transporte y de generación de energía, se acerca a 70,000 mdd de inversión comprometida.

¿En qué temas no hay potencial para mejorar en el TLCAN?

  1. Seguridad social/incentivos. Estos rubros van a quedar pendientes y no van a llegar a la agenda. En México, 30% del costo de emplear a un trabajador en el mercado formal no es su salario, sino todas las contribuciones que se le dan a la seguridad social. Eso tiene un problema de incentivos, ya que mucha gente decide quedarse en el sector informal porque no quiere pagar esos costos. El tema de equivalencia de prestaciones laborales en los tres países será un tema a largo plazo. El problema de subir salarios, como lo había propuesto el presidente Trump, es que si se exige que se le page más a un trabajador por su producción, se empiezan a crear problemas de inflación o competitividad.
  2. Proteccionismo. En vez de una mayor protección debe haber más apertura. Si se ve la balanza comercial mexicana, el 70% de las importaciones son bienes intermedios y si el importar se encarece por aranceles, se pierde competitividad. Lo que puede hacer México en el caso de llegar a ese escenario, es que baje voluntariamente los aranceles.

No te pierdas: TLCAN y elecciones, prueba de fuego para finanzas mexicanas

Sube previsión de crecimiento de México

El banco de origen canadiense revisó de nueva cuenta su perspectiva de crecimiento para la economía mexicana y la ubicó en 2.7% para 2018 desde 2.5% que manejaba en su previsión pasada.

“El pesimismo que se percibía hace unos meses se ha ido diluyendo. Ya muchos de los analistas empezamos a cambiar estos pronósticos”, comentó en esa ocasión Mario Correa, director de Estudios Económicos de Scotiabank.

Por otra parte, Scotiabank espera que la inflación se ubique en 4.3% para el cierre de este año y en 6.52% para 2018.

En cuanto al tipo de cambio, los ejecutivos del banco esperan que se mantenga en 19.00 pesos por dólar.

 

Siguientes artículos

monstruos-en-red
Monstruos en red protegerá en internet a los niños y niñas de México
Por

Este proyecto busca enseñar a los niños de México a navegar seguros a través de internet mediante los personajes de Plaz...