Por Mauricio Hernández Armenta

Éste es uno de los mejores años para las bandas dedicadas al robo de carga en las carreteras mexicanas. Entre enero y mayo, se consumaron 1,127 asaltos de ese tipo, más del doble de los 524 ocurridos en el mismo lapso del año pasado.

De ese total, 1,055 fueron robos con violencia, según consta en las Actas de Incidencia Delictiva que elabora el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) y que Forbes México pudo consultar.

Las empresas de logística ya trabajan buscando cómo proteger la carga de sus clientes. Es el caso de Grupo Logistics, que colabora con compañías como Black & Decker, Kellogg y El Palacio de Hierro, entre otras decenas de clientes.

PUBLICIDAD

Esta empresa ha desarrollado, por ejemplo, sistemas casi personalizados que permiten disminuir el índice delictivo. Su recomendación no es enfrentar a los criminales, sino tener una estrategia de seguridad basada en tecnología, como GPS, software de seguimiento, sincronización de rutas y hasta drones.

“Ante las amenazas del crimen organizado, es difícil enfrentarlos con armas, así que tener muchos vigilantes no es recomendable”, señala Leopoldo Alcántara, director general de Grupo Logistics. Agrega que la vigilancia a través de drones, como ha visto que se hace en las terminales de camiones de Estados Unidos, es más efectiva y más segura.

El tema de la inseguridad se debe tomar en serio, pues el crimen organizado ha mutado y ahora los transportistas en las carreteras ya no se enfrentan a simples delincuentes sino a grupos bien coordinados, añade Alcántara. “Hay un nuevo tipo de delitos, que son los asaltos a las terminales con comandos. Ya no [es] un asaltante o dos: son comandos de 15 o 20 individuos que van a las terminales de camiones a extraer, no una caja de tráiler… pueden extraer cinco o 10”, comenta. “La alternativa es blindar la terminal con monitoreo remoto de los patios, tener cabinas blindadas para los guardias de seguridad y comunicación constante con la Policía Federal, la Marina y el Ejército para apoyo”.

Te puede interesar: Inseguridad cuesta más de 3,200 mdp a abarroteros mayoristas

Otras firmas, como Sitrack (dedicada al servicio de rastreo satelital), ofrecen herramientas tecnológicas que ayudan a la cadena logística a tener un mayor aseguramiento en los traslados de mercancía.

La empresa argentina cuenta, en su catálogo, con soluciones como bloqueos de motor por medio del interfaz inteligente ECM (Electronic Control Module). Su herramienta anti jamming detecta los intentos de interferencia, tanto en la red celular, como en los satélites GPS, mediante un complejo algoritmo que analiza el comportamiento del módem celular, la velocidad y la distancia recorrida, y procede a ejecutar la rutina de bloqueo de motor, entre otras acciones.

Los “embarazos” con droga en la carga

El ocultamiento de droga en la carga es una preocupación de cámaras empresariales y dependencias de gobierno. Rogelio Montemayor, presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), ha hablado del tema en diversas ocasiones. “Estamos viviendo una preocupante escalada de inseguridad y violencia en el país, en el que las carreteras son, actualmente, terreno fértil para el atraco al transporte. Robos, asaltos, bloqueos y venta de combustible robado, entre otros delitos, se convierten en alarmantes fenómenos cada vez más peligrosos que afectan la competitividad de nuestro sector”, dice a Forbes México en respuesta por escrito.

La intercepción de camiones de carga se ha vuelto un delito cada vez más peligroso; tanto que, en ocasiones, lo de menos es la carga transportada, dice Alcántara, de Grupo Logistics. “Hay otro factor en la frontera que son los ‘embarazos’ y la carga con droga”, revela. “Todavía es más crítico este tema que el de los robos, desde nuestro punto de vista”.

Te puede interesar: Se disparan asaltos a transporte de carga y las pólizas de seguro

Puntos críticos

Hace algunos meses, el presidente de la Canacar, Rogelio Montemayor, externó públicamente su preocupación ante el secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, por “el alarmante incremento” en el número de robos de unidades de carga en el territorio nacional y que, en algunas regiones, ha crecido “hasta por arriba del 50%”.

El dato coincide con el publicado por el SESNSP. Este Secretariado detalla no sólo las rutas más afectadas para los transportistas, sino los horarios más frecuentes en los que los grupos delictivos cometen los ilícitos. Uno de cada cinco robos de carga que se registran en el país ocurre en la carretera México-Veracruz, sobre todo en los tramos San Martín Texmelucan-Amozoc, Amozoc-Esperanza, Esperanza-Fortín y Fortín-Veracruz. Los días preferidos por la delincuencia son los domingos, los martes y los jueves, de 2 a 3 am, de 6 a 8 am y de 1 a 3 pm.

Aun cuando reconoce el esfuerzo de la Policía Federal por dar seguridad en las carreteras, Montemayor dice que “se requiere dotar de mayores elementos y presupuesto a las fuerzas del orden para que, realmente, el combate al delito sea del todo exitoso, que se desprenda de una efectiva política de seguridad de Estado que genere nuevas estrategias para cerrar el paso a grupos criminales organizados”. Alcántara afirma que la estrategia debe ir más allá de lo gubernamental. Tanto las empresas logísticas, como todos los actores involucrados, señala, deben cooperar para, al menos, disminuir este grave problema. “Sin duda, trabajar en conjunto ayudará. Los impulsos del gobierno nunca serán suficientes; entonces, la iniciativa privada debe aportar los recursos económicos para hacer estos desarrollos e invitar a las autoridades a que nos ayuden a ponerlos en marcha”.

 

Siguientes artículos

Renovación del Zócalo impulsará plusvalía en centro de la CDMX
Por

La remodelación de la explanada permitirá el desarrollo urbano de la zona, al tiempo en que aumentará su atractivo turís...