No, no se trata de un cuento surrealista: una fábrica de Samsung que proveía las baterías para el equipo Galaxy Note 7 se incendió este miércoles.

Samsung SDI, proveedora de baterías del gigante tecnológico de Corea del Sur, dijo que se trató  “incendio menor” registrado en la planta ubicada en Tianjin, China.

El fuego no afectó la producción, dijo el vocero Shin Yong-doo a Bloomberg. Este siniestro comenzó en un depósito de desperdicios, no en el área de producción, de acuerdo con Shin.

PUBLICIDAD

El Galaxy Note 7 puso contra las cuerdas a la firma surcoreana en noviembre de 2016, después de que se registraran al menos 35 incendios del dispositivo en múltiples países. Esto obligó a Samsung a retirar el producto del mercado, e incluso disculparse en periódicos por el fiasco de su equipo.

Aquí la historia completa: Samsung suspende la producción del Note 7 (el teléfono explosivo)

 

Siguientes artículos

Desde Modelo hasta CFE pagarán impuesto ecológico de Zacatecas
Por

El objetivo del impuesto es recaudar alrededor de 1,230 millones de pesos en el primer año.