Al menos 19 personas murieron en un segundo temblor en Nepal, registrado este martes 12 de mayo, con una magnitud de 7.3 grados en escala de Richter. 

 

Reuters

PUBLICIDAD

KATMANDÚ, Nepal. Un terremoto de magnitud 7.3 dejó al menos 41 muertos y extendió el pánico en Nepal este martes 12 de mayo, derribando edificios debilitados por un devastador sismo ocurrido menos de tres semanas atrás y causando deslizamientos de tierra en valles de los Himalayas cerca del monte Everest.

La mayoría de las víctimas murieron en aldeas y pueblos al este de Katmandú, que aún se recupera del sismo del 25 de abril que dejó más de 8,000 muertos.

El epicentro del terremoto se ubicó a 76 kilómetros al este de la capital en un área de colinas cerca de la frontera con el Tíbet, según coordenadas divulgadas por el Servicio Geológico de Estados Unidos.

Los pobladores que vieron sus hogares colapsar dijeron que sobrevivieron porque estaban viviendo en carpas.

Trabajadores de ayuda humanitaria informaron de graves daños en algunos poblados en el área más afectada de Charikot y dijeron que algunas personas estaban aún atrapadas bajo los escombros. Testigos afirmaron que hubo deslizamientos de rocas y barro desde remotas colinas en las que habían caminos y aldeas.

“No tenemos aún una visión clara de la escala del problema”, dijo Dan Sermand, coordinador de emergencia de Médicos Sin Fronteras (MSF), que hizo una inspección del área desde el aire y observó múltiples desprendimientos de tierra.

Naciones Unidas recaudó solamente el 13% de los 423 millones de dólares que dijo se necesitaban para ayudar a Nepal a recuperarse de la tragedia de abril, y trabajadores de ayuda advirtieron que serán necesarios más fondos.

En Charikot, donde se recuperaron al menos 20 muertos, Top Thapa, propietario de un hotel, dijo que el temblor fue casi tan fuerte como el del mes pasado.

“Vimos casas caer, colapsar a lo largo de la colina”, dijo Thapa, dueño del Charikot Panorama Resort, que agregó que también se derrumbaron cinco o seis edificios.

Los políticos se abalanzaron sobre las salidas del Parlamento de Nepal y los edificios de oficinas se balancearon hasta en Nueva Delhi. El temblor que comenzó aproximadamente a las 12.30 hora local se sintió en lugares tan remotos como Bangladés y luego se registraron fuertes réplicas.

Cientos de personas reunidas en espacios públicos intentaban frenéticamente llamar a familiares desde teléfonos móviles, nerviosos de volver a los edificios.

 

“Vimos caer la montaña”

Mayo es la temporada de alpinismo y senderismo en los altos valles y picos de Nepal, pero los usualmente llenos hoteles estaban casi vacíos luego de que miles de turistas partieran del país tras el sismo de abril.

Dambar Parajuli, presidente de la Asociación de Operadores de Expediciones de Nepal, dijo que no había alpinistas ni sherpas nepalíes en el Campamento Base del Everest.

Los montañistas que buscaban conquistar la montaña más alta del mundo suspendieron la temporada de este año luego de que 18 personas murieron cuando el sismo de abril provocó enormes avalanchas.

En Lukla, el punto de partida para travesías al Everest, los edificios se agrietaron y hubo pequeños deslizamientos de tierra.

Susana Pérez, de Madrid, se encontraba en una excursión de 10 días con su marido hacia Island Peak en la región del Everest y estaba por llegar a Lukla.

“Vimos caer la montaña frente nuestro, tierra y rocas. Había algunas casas debajo, pero no estaba claro si fueron afectadas”, agregó Pérez.

La cifra de muertos era de al menos 41 personas, con 1.066 heridos, dijo el portavoz policial Kamal Singh Bam. Cinco personas fallecieron en estados indios fronterizos con Nepal, según funcionarios, y medios chinos informaron que una persona murió en Tíbet cuando cayeron rocas sobre un automóvil.

Nepal aún está recuperándose de la devastación provocada por el terremoto de magnitud 7.8 del mes pasado, el peor del país en más de 80 años, que dejó al menos 8,046 muertos y más de 17,800 heridos.

Cientos de miles de edificios, incluyendo antiguos templos hindúes y budistas, fueron destruidos o dañados.

 

Siguientes artículos

Review: JBL Synchros, música sin cables a un precio accesible
Por

El modelo más ligero y portátil de JBL viene en una gran variedad de colores y te da hasta 16 horas de autonomía a un pr...