La compañía reportó un beneficio de 4,500 millones de dólares, frente al margen que analistas pronosticaban entre 4,900 y 5,100 millones.

 

Reuters

LONDRES – Las ganancias de Royal Dutch Shell en el tercer trimestre incumplieron las previsiones de los analistas debido a que un ambiente de refino débil y las pérdidas de producción por interrupciones en Nigeria pesaron sobre su rendimiento.

Las ganancias del tercer trimestre excluyendo ítems identificados y en una base de costo actual de suministro fueron de 4,500 millones de dólares (mdd), en comparación con un rango de previsiones entre 4,900 y 5,100 mdd y a la baja desde 6,600 mdd en el mismo período un año atrás.

El presidente ejecutivo de la empresa, Peter Voser, quien dejará su cargo a finales de año, dijo que las acciones tomadas este año “subrayan nuestro compromiso con la rentabilidad para los accionistas”.

 

Siguientes artículos

Repunta manufactura de Japón a máximos de tres años
Por

El Indice de Gerentes de Compras (PMI) de Japón subió a una cifra ajustada por estacionalidad de 54.2 en octubre frente...