El Tecnológico de Monterrey admitió que los puentes colapsados en su Campus Ciudad de México estaban mal construidos, después de cinco estudiantes murieran y 40 más resultaran heridos el pasado 19 de septiembre de 2017 tras un terremoto de 7.1 grados.

En un video difundido desde su perfil de Facebook, el vicepresidente regional de la institución, Rashid Abella, dijo que contrató al despacho  García Jarque Ingenieros para realizar la investigación y que arrojó las primeras conclusiones sobre el derrumbe.

“Las características de los apoyos que soportaban los puentes, con dimensiones de 15 centímetros que evidentemente, resultaron escasas”, reconoció el socio del despacho, Francisco García Álvarez, en el vídeo.

PUBLICIDAD

El ingeniero también atribuyó el colapso a la magnitud del sismo de 7.1 grados y que ocurrió a 120 kilómetros de la Ciudad de México, además de las propiedades de las estructuras, “susceptibles a experimentar amplias deformaciones”. Los tres factores propiciaron el derrumbe, según el ingeniero.

Rashid agregó que, además de la fuerza inédita de los sismos, las ménsulas (tipo de viga conocida como voladizo), que sostenían un extremo de los puentes, no fueron suficientemente largas para soportar el movimiento de los edificios que unían, según los expertos que consultó.

Un catedrático que prefirió el anonimato dijo previamente a Forbes que las que autoridades internas explicaron que los puentes, durante un temblor, se diseñaron para absorber las vibraciones de los edificios conectados para evitar su caída, pero desde el principio se contemplaba su colapso.

Aquí la historia completa: Muertes en el Tec de Monterrey, entre contradicciones y hermetismo

El directivo del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores Monterrey (ITESM) agregó que seguirán apoyando a las familias afectadas y autoridades mexicanas que realizan la investigación correspondiente.

La institución académica reveló que contrató al despacho con 45 años de actividades, experiencia en 4,400 proyectos y dictámenes como el hospital 20 de noviembre o la Torre B de Pemex.

Dos de sus socios, Francisco García Jarque y Francisco García Álvarez, han sido presidentes de la Sociedad mexicana de ingeniería estructural.

Puede interesarte: Familia de alumno fallecido buscaría acciones legales contra el Tec

 

Siguientes artículos

República Dominica combate el lavado de activos
Por

República Dominicana asumió un compromiso firme y decidido con la prevención y persecución del delito de lavado de activ...