Telefónica considera que la sanción del regulador de las telecomunicaciones en México es desproporcionada e injustificada.

 

Telefónica de México impugnará la multa por 410.9 millones de pesos (mdp) que le impuso el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) por las fallas que presentó Pegaso, subsidiaria del grupo español.

PUBLICIDAD

“La compañía ha decidido impugnar la sanción en el marco de la ley, por considerarla desproporcionada e injustificada y al haber determinado que el fundamento jurídico y la evaluación técnica con la que está elaborada no son correctos”, asegura la empresa de telefonía móvil en un comunicado.

La multa impuesta por el IFT se debe a que Pegaso presentó una “proporción elevada de intentos de llamada fallidos”.

Asimismo, Telefónica considera que el regulador de las telecomunicaciones en el país presentan inconsistencias en las mediciones del monitoreo realizado entre el 18 de enero y el 17 de febrero de este año.

“La autoridad indica que en la categoría de llamadas no completadas, Telefónica incumplió con sus criterios de calidad, cuando entre el 18 de enero y el 17 de febrero, Telefónica cursó 2,688 llamadas exitosamente y sólo 112 fueron fallidas. En el mismo monitoreo del IFT, Telefónica fue considerada como el mejor operador en la categoría de calidad de voz y en la de llamadas no caídas”, dice la firma que es dirigida en México por Francisco Gil Díaz.

La firma asegura que durante los meses de la medición se llevó a cabo la Feria de León, en Guanajuato, por lo que se sumaron al menos cuatro millones de personas en la región, lo que pudo implicar condiciones de la red y no por el funcionamiento de Telefónica.

“La empresa también difiere del criterio del IFT con el que estableció el monto de la multa. Este ha sido calculado sobre el 1% de los ingresos totales de Telefónica en México y no sobre el mismo porcentaje de los ingresos de la región siete, a la que pertenece la plaza en cuestión. No hay proporcionalidad entre la sanción y el resultado del monitoreo que realizó el IFT.

“De hecho, es la primera vez que una autoridad sanciona a un operador por no cumplir un monitoreo. Desde 2007, diferentes compañías no han cumplido con sus niveles de calidad y nunca han sido multadas y mucho menos con cantidades tan desproporcionadas”, dice la firma de Telecomunicaciones, quien considera que la sanción genera un mal presente que desincentiva la inversión de los operadores por la decisiones del regulador.

 

 

Siguientes artículos

Actividad turística crece 1.1% en segundo trimestre
Por

En su comparación anual, la actividad turística tuvo un incremento de 4.3% en el segundo trimestre del año respecto al m...