Las declaraciones racistas del futuro candidato por el Partido Republicano, Donald Trump, son unas tonterías que no afectan la solidez de la economía mexicana ni tampoco preocupan a los inversionistas, quienes siguen haciendo colocaciones de deuda, aseguró Alberto Jones, presidente y director general de Moody’s México.

Los inversionistas “siguen haciendo colocaciones de deuda del gobierno, de Pemex y de empresas del sector privado, de ninguna manera se han detenido ni encarecido o complicado por factores de esa naturaleza”, manifestó el directivo.

–¿Las declaraciones de Donald Trump trastocan el optimismo puesto sobre México?

–Esa es una pregunta que dudo que a los inversionistas les preocupe, en todo caso es muy prematuro.

“México es sólido y los inversionistas lo entienden muy bien”, expresó el analista al finalizar su participación en el Foro nacional IMEF de infraestructura.

“Ya no me sorprenden de ninguna manera las tonterías que dice (Donald Trump), y está la izquierda de Sanders, que para impulsar el crecimiento de Estados Unidos dice que se necesita de una política expansiva”, dijo ante empresarios y constructores interesados en proyectos de energía e infraestructura.

Las críticas de Trump

Donald Trump ha lanzado fuertes mensajes para desincentivar a los empresarios a invertir en la economía mexicana, y también para alertar que México es un país de alto riesgo.

“Tengo una demanda en el corrupto sistema judicial mexicano que gané y que, hasta ahora, no he podido cobrar. ¡No hagan negocios con México!”, advirtió el empresario estadounidense el 24 de febrero de 2015 a través de su cuenta de Twitter, arrancando una serie de ataques contra los mexicanos que sigue subiendo de tono.

Por ejemplo, dos días después y a propósito de la entrega de los premios Oscar de 2015, en los que fue premiada la película Birdman, de Alejandro González Iñárritu, Trump dijo: “Mucha gente está enojada por mis comentarios sobre México -pero afrontémoslo- ¡México está estafando totalmente a Estados Unidos. Nuestros políticos son maniquíes!”. Los ataques continuaron.

“Cuando México manda a su gente, no mandan a los mejores. Mandan a personas con muchos problemas y ellos traen sus problemas aquí. Traen drogas, traen delincuencia y son violadores”, afirmó Donald Trump el 16 de julio de 2015.

“Vamos a traer a los mejores negociadores para negociar en contra de China, con Japón, con México, con Vietnam y con todos los países que nos han estafado. Vamos a traer de regreso nuestros trabajos y nuestra industria manufacturera. Vamos a dejar de ser los tontos. Ya hemos sido engañados durante mucho tiempo”, dijo Trump en un mensaje de apenas 50 segundos que forma parte de su campaña para tratar de cerrar las filas de las bases conservadoras a su favor presentado el 27 de enero de 2016.

A principios de abril de este año, en un memorándum de dos páginas, Trump amenazó con cambiar aspectos de la ley antiterrorismo, conocida como la USA Patriotic Act, para cortar el flujo de dinero que los mexicanos mandan desde EU.

La advertencia se retirará cuando el gobierno de México acepte hacer un pago de entre 5,000 y 10,000 millones de dólares para construir un muro.

“Estamos llegando a los libros de texto de hace más de 100 años”, concluyó Alberto Jones.

 

Siguientes artículos

Panamá firma acuerdo para combatir evasión fiscal
Por

Otras jurisdicciones, que también son considerados paraísos fiscales, como Bahrein, Líbano, Nauru y Vanuatu, también asu...